Por Francisco Armanet
30 noviembre, 2017

«Mira, Emily», le dijo el hombre. «Si tienes ese tipo de necesidades, te sugiero que al menos no dejes esta mierda tirada por ahí».

La verdad es que la tecnología da pie para muchas cosas, y por eso siempre conviene estar al tanto de los avances que surgen a diario. Ahora, también es cierto que uno puede no saber ni siquiera lo que es un celular, pero eso no implica que vamos a andar confundiendo y mal pensando cada aparato electrónico que veamos en la tranquilidad e inocencia de nuestros hogares.

Pues bien, un padre demasiado furioso y mal pensado increpó a Emily, su hija adolescente, luego de entrar a su pieza y descubrir que tenía lo que él supuso era un verdadero juguete sexual. Y claro, no debe ser fácil para un hombre conservador (y probablemente machista) encontrar vibradores en la pieza de su hija, pero bueno, no es ahí dónde queremos meternos. Lo cierto es que fue gracias a la misma tecnología que abunda en la actualidad, que hoy podemos enterarnos de esta hilarante historia.

Y, curiosamente, fue la misma Emily quien decidió compartir el hecho en su cuenta de Twitter. El post suma más de 44 mil retuits y 155 mil me gusta. Sin duda lo merece.

Y la conversación vía chat se dio así:

«Emily, ¿dónde estás? Cuando vengas a casa tenemos que hablar«, escribió su padre.

«Estoy donde una amiga. ¿Por qué?«, contestó la chica, quien luego recibió una foto de un aparato que para ella absolutamente inocente y cotidiano. Pero su padre no pensaba lo mismo.

«Bueno, encontré esto. ¿Por qué haces este tipo de compras? ¡Es muy desagradable! ¡No deberías desperdiciar tu dinero! Si tienes este tipo de necesidades, te sugiero que no dejes esta mierda tirada por ahí», la increpó su padre.

«Papá, ¿qué piensas que es eso?«, preguntó Emily.

«¡Esas cosas que la gente compra en Spencer! ¡Esos juguetes desagradables que vibran! ¡No soy tan viejo, Emily!».

«Papá, ¡es mi cargador portátil! ¡Lo uso en Disneyland para cargar mi celular! ¿Por cierto, qué estabas haciendo entre mis cosas?», quiso saber su hija dejándolo a él en absoluta vergüenza. Entonces a su padre no le quedó otra que rogar por piedad:

«No le digas a mamá, lo siento«…

Para que lo veas con tus propios ojos…

«Esto es realmente incómodo. Mi padre asumió lo peor», explicó Emily desatando carcajadas en las redes sociales…

Puede interesarte