Por Cristofer García
7 febrero, 2020

El pequeño Carter estaba obsesionado con Jason Voorhees, por ello su padre consiguió al mejor imitador que pudo.

Este joven tiene un peculiar gusto por la ciencia ficción. No es como la mayoría de los chicos de su edad que se obsesionan con superhéroes, como Batman o Superman, Carter Murphy tiene otro ídolo y se trata del popular asesino de la película Viernes 13, Jason Voorhees.

Por ello su obsesión solo se transmitió en un deseo de cumpleaños, conocer al famoso asesino para complacer a su pequeño hijo de 12 años. Él no falló en cumplir el deseo de su pequeño.

Unilad

«Es bastante extraño, está absolutamente loco por Jason, lo adora por completo. Si él crece para ser un asesino psicótico, no me sorprenderé (dijo en broma). Estoy hablando si vamos a dar un agradable paseo dominical en un parque con el perro, Carter está en su traje de caldera con un machete».

Sam Murphy, padre de Carter, a Unilad.

Unilad

«Los niños en estos días tienen acceso a Internet tan fácilmente ahora, ¿no? Cuando lo vio por primera vez, no estaba seguro, pero cuando lo volví a ver con él, es bastante cómico, ¿no? ¿No es realmente aterrador en los términos de hoy? Simplemente se intensificó desde allí: camisetas, máscara, machete», agregó.

Para cumplir su deseo, buscó su respectivo machete, máscara de hockey, una cadena gruesa y un atuendo muy  desgastado para lucir realmente como Jason Voorhees. Pero no fue él quien se disfrazó.

Unilad

Sin embargo, no fue fácil encontrar el atuendo del asesino. Según explicó a Unilad, comenzó a investigar cómo podría impresionar a su hijo y, afortunadamente, encontró la solución a través de la asistencia de un experto local en efectos especiales e imitador. Así el joven Carter pudo tener un encuentro con Jason Voorhees.

El pequeño quedó encantado con el disfraz, cuando el asesino fue a buscarlo al colegio para dar una caminata de vuelta a casa, siempre se mantuvieron ambos en sus personajes.

«Caminó de la mano con él (Jason) todo el camino a casa. Luego le mostró a Jason todas sus armas y pistolas de juguete y su personaje Freddy Krueger. ¡Jason lo tiró al suelo con disgusto! Se mantuvo en el personaje todo el tiempo y nunca habló», dijo Sam.

Unilad

Luego ambos pasearon de nuevo esa misma tarde, junto al experto en estos atuendos, Tony Gartland, aún con el disfraz.  Tony ha sido un fanático del terror desde hace mucho tiempo, ya que se ha disfrazado como el legendario villano en una serie de convenciones, donde siempre, sin falta, permanece en el personaje.

«Fue realmente genial, me alegro de haberle hecho el día a Carter. Es un cumpleaños que Carter nunca olvidará», comentó Tony a Unilad.

Ahora Sam no sabe cómo superar este extraordinario regalo para el próximo cumpleaños. Esperará a otra obsesión de su hijo para no fallar, como un buen padre que es.

Puede interesarte