Por Alejandro Basulto
4 octubre, 2019

Las dos niñas se creyeron por completo la mentira, tal como mucho antes varios nos creímos la existencia de un “cuco”.

Muchos fuimos blanco de mentiras y fantasías durante nuestra niñez. Desde las típicas mentiras relacionadas a los feriados, como la del Conejo de Pascua y Santa Claus a otras más terroríficas como la supuesta existencia del “Cuco” para hacernos acostar temprano. Y Jessica D’ Entremont, una madre que vive en Massachusetts, Estados Unidos, no es la excepción. Hallando una mentira nueva y novedosa para hacer que sus pequeñas se queden tranquilas y después se vayan a dormir.

Jessica D’Entremont

Porque de seguro tanto para ella como para muchos padres, uno de los grandes retos a la hora de cuidar a sus hijos, es hacerlos dormir cuando ellos no quieren acostarse. Y de hecho, a veces no es solo que no quieran, sino que además andan súper inquietos, haciendo travesuras y jugando por todos lados. Pero a Jessica solo le bastó los pijamas de sus hijas y una mentira blanca, para lograr calmar a sus traviesas niñas.

Jessica D’Entremont

Debido que a sus dos pequeñas, Hannelore de tres años y Emma de cuatro años, les contó que si no movían ningún músculo, permaneciendo completamente inmóviles, acostadas en el suelo bajo las luces, sus pijamas se cargarían y después en la oscuridad brillarían. Una mentira en la que solo unas pequeñas niñitas con harta imaginación caerían, y así pasó, debido a que no dudaron en acostarse y en quedarse -por fin, para su madre- quietas.

¿Busca una manera de mantener a sus hijos quietos? Dígales que sus pijamas brillan en la oscuridad. Dígales que tienen que permanecer realmente inmóviles bajo la luz para “cargarlos”. Ni siquiera estoy arrepentida.

Para ampliar el truco, comencé a poner los pijamas nuevamente en su cajón cuando se visten por la mañana… sin estar expuestos a la luz todo el día, se atenúan y no brillan en la oscuridad cuando intentaron ponerme a prueba anoche hasta que se acostaron. Reforzando así la necesidad de acostarse tranquilamente bajo la luz antes de dormirse.

– escribió Jessica, según compartió Love What Matters.

Jessica D’Entremont

Ella también cuenta que esta “mentira blanca” la realiza todos los días como parte de su tratamiento, debido a que las niñas tienen trastornos de procesamiento sensorial. Y que ahora también utiliza aceites esenciales para ayudar a que mantengan el sueño y la calma. Todo lo que sea necesario para sus hijas y ella puedan descansar.

 

Puede interesarte