Por Andrea Araya Moya
4 agosto, 2022

Es hora de dejar de sentir vergüenza por la realidad de nuestro cuerpo.

Lejos de ser algo normal, como debería ser, muchas personas ven a los vellos corporales como algo negativo, especialmente en las mujeres. Y es que desde tiempos realmente obsoletos, el hecho de que una mujer tenga vello en la cara, en las piernas, o en cualquier otra parte de su cuerpo, es sinónimo de “fealdad” o “descuido”.

Por ello, en la actualidad muchas mujeres recurren a diferentes métodos de depilación, y a veces ni siquiera es por opción propia, sino porque la sociedad “lo dicta”.

Y sí, como en toda regla hay una excepción, hay chicas que se depilan porque les gusta y les acomoda verse sin vellos, o por otros motivos, pero la cantidad de mujeres que se depilan por el temor al qué dirán es bastante superior.

Muy superior.

Pero los vellos no son significado de algo malo, sino que de algo real, de algo que nos hace humanos y que no está ahí porque sí. Es parte de nuestro cuerpo.

No es algo que debamos ocultar como si fuese algo negativo

Mara Parra/UPSOCL

Seguramente más de alguna vez te has encontrado tapándote o disimulando tus piernas o axilas porque “no te depilaste” y no quieres que te vean así. Te cuento algo: es completamente normal tener vellos, y si te saltaste un día de depilación (o una semana) no te hace inferior.

De hecho, solo es anormal cuando tienes un exceso de vellos, y ahí es cuando deberías acudir a un médico para echarle un ojo a tus hormonas.

Torturarte con métodos dolorosos de depilación no es necesario.

Mara Parra/UPSOCL

Si quieres depilarte por comodidad o simplemente porque te gusta, bienvenido sea. Pero, por favor, no te tortures en el proceso. Siempre pon como prioridad la salud de tu piel… y la mental.

Tener vello facial no te hace más “fea” o “descuidada”, es normal y todas las mujeres lo tienen. No te acomplejes por ello.

Mara Parra/UPSOCL

Salvo que, claro, depilarte la cara sea una opción real para ti por comodidad (o para que penetre mejor la crema o el sérum, por ejemplo). Si no, entonces, ¿por qué acomplejarse por algo que todo el mundo tiene?

Pues incluso cuando el mundo te grita que te depiles, la que decide eres tú.

Mara Parra/UPSOCL

Tu cuerpo. Tus reglas.

… y tus pelos.

Y no digo que no te depiles, solo que lo hagas porque tú quieres y no porque el resto te lo diga.

Puede interesarte