Por Alejandro Basulto
7 junio, 2019

Las reacciones a las fotografías de Sarah Whelan junto a su querida hija, «Tesis», son igual o más hilarantes que el mismo registro fotográfico.

Hay pocas alegrías más grandes en la etapa como estudiante de educación superior, que ese momento en que uno se da cuenta que los meses escribiendo la tesis han llegado su fin. El ver ese documento tan molesto a la hora de redactar, pero tan necesario para ponerle fin a la carrera académica (o para pasar a otra etapa como estudiante), finalizado, listo para entregar a los docentes encargados, es un momento para nunca olvidar.

Sarah Whelan Curtis

Y así lo entendió Sarah Whelan, que interpretó que haber terminado su tesis de posgrado a sus 26 años, era un hito tan importante como tener un bebé. Y literalmente. Debido a que decidió participar en una sesión fotográfica en la que su tesis era su bebé.

Sarah Whelan Curtis

La estudiante que está haciendo un doctorado en la Universidad de Emory en Atlanta, Georgia, tiene razones de sobra para celebrar de la manera más efusiva y memorable que terminó la tesis. Debido a que además de ser para obtener un doctorado, trató sobre una investigación acerca de epigenética que le llevó 4 años terminar.

«Tengo muchas sobrinas y sobrinos, y mi madre me dijo: ‘O bien obtén un doctorado, o dame un nieto. Tengo mi doctorado”

– dijo Curtis a Yahoo Lifestyle.

Sarah Whelan Curtis

El tweet en el que publicó las fotos con su «hija» y la noticia sobre el momento en que «dio a luz» a su tesis, obtuvo más de 252 mil «me gusta» y cerca de 50 mil retweets.

Y las reacciones tampoco se quedaron atrás en cuanto a creatividad:

«Misma energía», escribió Ariana.

«Puede que yo haya hecho lo mismo cuando presenté mi tesis. ¡Felicidades, mamá orgullosa!», dijo Niki.

«Yo pariendo mi tesis de licenciatura hace 3 años», escribió Amber.

«Tomé lo de ‘defender mi tesis’ muy seriamente», escribió Méabh.

«Sé como se siente», escribió Alex.

«Oh mi Dios hermana, la misma energía», escribió Rendang.

«¿Se sabe su género?», escribió Deborah Ahrens. A lo que la usuaria Bone le respondió: «Solo diremos que el buen conocimiento no tiene género».

«Pienso que deberíamos ser amigas», escribió Joy.

«¡Está súper genial! Y me recuerda a esta obra de Leah Vincent (Pienso: no está firmada y no estoy del todo segura de que estoy escribiendo su nombre correctamente)», respondió Dainy.

Puede interesarte