Por Maximiliano Díaz
20 noviembre, 2017

Lo llaman «el niño más fuerte del mundo».

Giuliano Stroe nació en Rumania en 2004, tiene 13 años, y es el niño físicoculturista más famoso del mundo. Su reconocimiento comenzó en 2009, cuando, solo con 5 años batió el récord Guinness por la carrera de 10 metros con un balón medicinal entre sus piernas más rápida del mundo.

#workoutmotivation

A post shared by Giuliano Stroe (@giulianostr0e) on

Stroe ha estado en televisión en varias ocasiones, y se ha convertido en una sensación de internet con más de 30 mil seguidores en su cuenta de Instagram.

El pequeño, entrenado por su padre y por su hermano (también físicoculturistas), volvió a saltar a la fama cuando, en una transmisión televisiva, rompió el récord mundial de más flexiones de brazos con los pies en el aire, con un total de 90. Y, desde entonces, Giuliano ha roto un récord relacionado con el trabajo físico cada año.

Sin embargo, la historia de este niño podría resultar tan trágica como impresionante: a pesar de que Giuliano disfruta mucho su estilo de vida, y ama la visibilidad que le ha otorgado el ejercitar su cuerpo, estaría recibiendo una carga física demasiado fuerte para su cuerpo.

i'm tired goodnight!

A post shared by Giuliano Stroe (@giulianostr0e) on

Los expertos dicen que el ejercicio está perdiendo la carga beneficiosa sobre su cuerpo, y está comenzando a ser peligrosamente dañino, alterano su crecimiento muscular y óseo.

#workout

A post shared by Giuliano Stroe (@giulianostr0e) on

A pesar de que un niño sí puede recibir un entrenamiento arduo y que éste sea beneficioso, la diferencia en el caso del pequeño rumano rompe-récords, es que el niño estaría sometido a rutinas que priorizan el crecimiento del músculo por sobre el beneficio de la actividad física.

Puede interesarte