Por Monserrat Fuentes
12 abril, 2018

Es argentina, pero reside en Miami. Su sueño la sumergió en una profunda depresión.

Naddine Bruna y su hermana gemela Danna están obsesionadas con la cirugía estética y los procedimientos cosméticos, quieren lucir perfectas, tonificadas y sentirse hermosas. Son argentinas, pero residen en Miami y se desarrollan como modelos, además de tener una tienda online de ropa deportiva.

Siempre soñó con tener la mirada distinta, quizás para diferenciarse de su hermana.

@nadinne.bruna.model
@nadinne.bruna.model

Tenía los ojos color café avellana, pero quería tenerlos grises, como en Estados Unidos la operación de cambio de color de ojos es ilegal, viajó hasta Colombia para hacerla allá.

Pagó alrededor de 3 mil dólares, precio de descuento que le ofrecieron a cambio de hacerles promoción en sus redes sociales.

Lo que jamás pasó por su mente es que terminaría arrepintiéndose toda la vida de realizar ese riesgoso procedimiento en sus ojos.

@nadinne.bruna.model
@nadinne.bruna.model

En cuanto salió de su cirugía en la que le ponen una especie de lentilla del color deseado en el interior de ojo, sintió una molesta inmediata.

Allí supo que todo andaría mal, “desde la cirugía hace aproximadamente un año he tenido la visión borrosa, mis ojos se pusieron rojos y me picaban”, relató Nadinne a Daily Mail.

La mujer perdió el 80% de la visión en un ojo y el 50% en otro, daño que es completamente irreversible.Mis pupilas, ya no pueden adaptarse a la luz, así que ahora también soy muy fotosensible. Esta cirugía completamente destruyó mi vida“, agregó.

La intervención la dejó con glaucoma y cataratas, dejándola prácticamente ciega por culpa de un capricho. La pérdida de la visión la dejó sumida en una profunda depresión.

@nadinne.bruna.model
@nadinne.bruna.model

“Ahora tengo la visión de una mujer de 90 años”, lamenta la modelo.

Desde que se hizo la intervención, Nadinne ha regresado en 2 oportunidades a Colombia para tratar de arreglar su visión, pero lamentablemente no fue posible lograr una mejora.

Lo bueno es que cuenta con el apoyo de su gemela y gracias a ella ha podido sobrellevar su ceguera. “Mi hermana se volvió como mi madre, ella tiene que hacer todo por mí”, confesó en DailyMail.

@nadinne.bruna.model
@nadinne.bruna.model

La modelo no ha tomado acciones legales en contra de la clínica porque no tiene el dinero para hacerlo, pero sí se ha encargo de advertirle a sus seguidores sobre los riesgos de la peligrosa operación. 

“Es una locura, porque a pesar de que he sido abierto acerca de esta cirugía en Instagram, la gente todavía me pregunta dónde pueden hacerlo”, dice sorprendida.

@nadinne.bruna.model
@nadinne.bruna.model

Pese a la mala experiencia asegura que no dejará de hacerse cirugías, el próximo mes se hará una reducción mamaría porque ha perdido bastante peso durante el reciente año.

Puede interesarte