Es algo que le puede suceder a cualquiera.

Cuando eres adolescente, es común pasar uno o dos días de la semana en cada de tus amigos, o bien, como en mi caso, todos pasaban en la mía; Cody de 17 años,  es uno de esos chicos que le gustaba quedarse fuera de casa, su madre, Bonnie Dietz y su padre, no tuvieron problemas que se quedara la noche en la casa de su amigo.

Era una mañana de julio de 2008. Cody no podía despertar después de irse de fiesta la noche antes, su amigo pensaba que el chico estaba durmiendo, pero no sabía que, lo que de verdad estaba pasando, era mucho más terrible.

Milton S. Hershey Medical Center

El papá de su amigo llamó a la madre de Cody para que hablara con él. Bonnie solo escuchaba que su hijo hacía algunos sonidos: Cody sonaba incoherente así que llamaron a emergencias.

Cuando llegó al Centro Médico Hershey de Penn State, en Pensilvania en Estados Unidos, le hicieron un scanner donde le dijeron que había tenido un accidente cerebrovascular; si piensas que eso solo le ocurre a personas mayores estás totalmente equivocado: Cody sufrió un gran derrame cerebral con solo 17 años.

Milton S. Hershey Medical Center

Bonnie no podía creer lo que estaba pasando con su hijo. Aunque después de hablar con algunos familiares se acordó que su hijo había estado hablando extraño por un tiempo, y que tanto un brazo como una pierna le temblaban: nadie sabía lo que se venía.

“Mi consejo para todos los padres es no hacer caso omiso a cualquier signo que su hijo pueda tener” le dijo Bonnie a 1011 News.

Mira un reporte de su caso acá:

¿Habías escuchado de un caso similar?

Puede interesarte