Por Moisés Valenzuela
9 octubre, 2018

Tenía un “truco especial” especial para romper la tabla. Ni la instructora fue capaz de soportar la risa al ver a la pequeña experta.

Las artes marciales son disciplinas recomendadas para cualquier persona sin importar edad, estado físico, contextura o cualquier otra condición: en todos los casos, será un ejercicio beneficioso para el cuerpo y el espíritu.

Así lo entendió un padre que, queriendo que su pequeña hija aprendiera defensa personal y algunas técnicas de lucha, decidió inscribirla en clases de Taekwondo. Entonces la niña comenzó su camino de aprendizaje.

Youtube

Coordinación, golpes de pie, desarrollo de la fuerza, entre muchos otros aspectos, son algunas de las habilidades que las personas van adquiriendo en su proceso marcial. También, junto con ello, vienen las evaluaciones, y a esta pequeña le tocó su primera prueba: romper una tabla de madera con su pie.

Aunque aparentemente parece una tarea simple, la niña demoró más de lo presupuestado. Sin embargo, su demora no fue por falta de fuerza, sino porque comenzó a imitar a su profesora y desató las risas de todos los asistentes.

Youtube

La instructora intentó en más de una ocasión explicarle en qué consistía la prueba, pero su graciosa alumna sólo se dedicaba a copiar cada movimiento que ella hacía y sin tocar la tabla.

Finalmente, la instructora tomó a la niña para ayudarla a que saltara sobre la tabla con sus pies y lograra el objetivo, pero la pequeña decidió dejarse caer sentada y cumplir de una forma distinta. Nadie pudo contener las carcajadas. 

Youtube

Todos terminaron aplaudiendo a esta tierna artista marcial que, a pesar de ser sus primeros pasos en la disciplina, probablemente tendrá un futuro prometedor. ¡Sólo mira ese talento para romper tablas!

Puede interesarte