Por Constanza Suárez
13 abril, 2018

“Claro, las chicas delgadas con tangas y tacones están MÁS QUE BIEN, pero una de talla grande es demasiado”, escribió.

En el mundo machista que vivimos, ser delgada es un requisito para ser mujer. No lo afirmo de manera antojadiza, ya que basta con ver un par de comerciales en la televisión y leer una revista(de cualquier índole), para encontrar solo mujeres extremadamente delgadas y sin signos de imperfección. Sus pieles son perfectas, sus piernas no tienen celulitis y nunca utilizan ropa que no “va con su figura”.

GQ Magazine

Sin embargo, afortunadamente, mujeres valientes decidieron derribar esta horrenda visión con distintas estrategias. Algunas lo hicieron escribiendo libros, haciendo películas, y otras mostrando sin pudor, ni vergüenza sus cuerpos reales al mundo e infiltrándose en el mundo de la moda. Y el resultado es fascinante. Pero aún hay personas que no logran entender.

Instagram/theashleygraham/Sony Pictures

La modelo de talla grande y blogger, Anna O’brien -más conocida como Glitter and Lazers– es una chica que muestra orgullosa su cuerpo y motiva a todas las mujeres del mundo a hacerlo. Se toma fotografías en todo el mundo en diferentes bikinis. Es increíble.

https://www.instagram.com/p/BhEVIubhlPA/?glitterandlazers

Sin embargo, un día que Anna se encontraba en el vestíbulo de un hotel en medio de una de sus sesiones, específicamente una de trajes de baño, un guardia se acercó a ella para decirle algo repudiable: que necesitaba cubrirse.

Anna se fue y regresó usando un traje de baño de una pieza más modesto, pero nuevamente sucedió lo mismo. A pesar de que la administración del hotel estuvo de acuerdo con que ella se paseara en bikini. “Recibí una respuesta que decía que podía rodar en cualquier lugar del hotel, excepto el piso del casino, siempre que no tuviera un equipo grande”, explicó en su cuenta de Instagram.

https://www.instagram.com/p/BftGloGhM3g/?glitterandlazers

A pesar de mostrar los correos electrónicos al equipo de seguridad del departamento, ellos insistían en que ella se cubriera por completo o se marchara. Anna decidió no pelear con el equipo de seguridad, pero aún así logró tomar unas cuantas fotos de sí misma en el lobby.

Luego Anna quiso cobrar venganza. Y más allá de eso, concientizar a las personas de porque esto está mal. Les dio un golpe importante.

https://www.instagram.com/p/BhgpdLNBbSo/?glitterandlazers

En su cuenta de Instagram subió una de las fotografías que se tomó ese día y escribió un potente mensaje, puntualizando el comportamiento de los guardias, para avergonzarlos.

https://www.instagram.com/p/BhbtLadBR20/?glitterandlazers

Anna escribió:

Me parece irónico que haya tomado fotos en trajes de baño en todo el mundo y el único lugar que me dicen que debo cubrirme fue Las Vegas. Claro, las chicas delgadas con tangas y tacones están MÁS QUE BIEN, pero una chica con talla grande, tratando de tomar una foto editorial épica, eso es demasiado. Lamentable para ellos, ya había conseguido la foto perfecta. No pueden borrar esto. Estoy aprendiendo a medida que me esfuerzo para hacer más conceptos de tipo editorial, el retroceso es mayor. Pero es por eso que presiono. Es más que solo una chica en bikini posando en la ciudad del pecado, es una declaración. Seremos vistos. Ya no nos escondemos. Y vamos a usar lo que queramos, donde queramos. No solo en Las Vegas EN TODOS LADOS. El cambio está en camino; la pregunta es ¿vas a interponerte en el camino o ayudarnos a avanzar?



Ella sí que sabe y es una reina. ¡Que el mensaje se masifique!

Puede interesarte