Por Gillian Armstrong
31 mayo, 2017

¿Quién podría hacerlo? Esta mujer y muchas más. Y no fue tan terrible como piensas.

Sin duda que si a una madre le comentan sobre el método de enseñar a un bebé a descansar por sí solo dejándolo llorar, sus pelos se erizarían y a muchas se les haría muy difícil entender cómo puede existir semejante acto que requiera oír cómo tu hijo llorar sin mover un sólo dedo.

Pero Richard Ferber propuso esta metodología de enseñanza y, al parecer, no es tan mala como todos piensan.

iStock

Te puede interesar