Por Monserrat Fuentes
27 marzo, 2018

La famosa estrella de Instagram reveló la verdad tras su vida de ensueño. No todo es lo que parece.

Lo más probable es que sigas en Instagram a alguna de esas chicas que parecen llevar una vida perfecta, llena de viajes, aventuras, lujos, restaurantes, etc. Las conocemos como “influencers” y ellas reflejan una aspiración, todas quisiéramos tener su vida donde todo es lindo y sin preocupaciones, o por lo menos eso nos hacen creer.

Pero la verdad es que muchas de esas “chicas Instagram” no son más que una farsa, gracias a la tecnología que tenemos hoy, se puede “maquillar” toda una vida.

@theslowtraveler

La fotógrafa, bloguera e influencer británica, Carolyn Stritch, mostró con un simple experimento lo sencillo que es mentir en las redes sociales.

Para ello solo necesitó un poco de imaginación, un editor de imágenes y dos fotos en su cuenta de Instagram.

Más tarde la chica reveló su experimento en su blog personal “The Slow Traveler”. “Estoy terminando el segundo año de licenciatura en fotografía. El grado enseña que, por encima de todo, deberíamos cuestionar todo, especialmente nuestro propio trabajo. Decidí llevar esa idea a casa y cuestionar el trabajo que hago en Instagram“, comenzó diciendo la chica.

“Se me ocurrió una historia: mi yo perfecto gracias a una aplicación de edición de fotos, que es diez años más joven que yo, vuela a Disneyland por el día, y de alguna manera se las arregla para fotografiarse a sí misma a solas en frente del Castillo de la Bella Durmiente. Manipulé imágenes, las subtitulé con una narrativa ficticia y las presenté como reales. He hackeado mi propia cuenta de Instagram”, comentó en su blog.

Esta fue la primera fotografía que publicó.

@theslowtraveler

¡Mañana cumplo 22 años! Me estoy dando un caprichito con un viaje a a California: me voy a Disneyland al castillo de la Bella Durmiente. Me acostaré temprano esta noche: voy a volar mañana y volveré a casa el lunes (necesito una alfombra mágica, no un avión). Estaré sola, pero ¿y qué? Será mi propio cuento de hadas. Las posibilidades humanas exceden ampliamente nuestra imaginación”, posteó junto a la foto de ella en la cama.

Al día siguiente publicó la segunda parte de su experimento, ahora ya está en Disneyland, subió una foto perfecta y hermosa en un castillo mágicamente sin turistas en donde ella puede posar libremente, ¡oh, esperen!… ¿Quién tomó la foto?

@theslowtraveler

“Me fui a California. Aquí estoy frente al Castillo de la Bella Durmiente, mi loco y autocomplaciente regalo de cumpleaños número 22. ¡Mañana estaré en casa como si nada hubiese sucedido! Me digo a mí misma: es divertido hacer lo imposible. ¡La vida es lo que tu haces de ella!”, comentó.

Después pasó la que Carolyn previó, en cosa de segundos comenzó a recibir miles de mensajes, algunos de ellos la felicitaban por su cumpleaños, otros le hacían notar su envidia, mientras que incluso otros le dijeron que era toda una inspiración.

@theslowtraveler

“Eres muy linda y ¿solo tienes 22? Wow, eres muy talentosa. Me encanta todo lo que compartes aquí. Feliz cumpleaños”.

“¡Oh dios mío, llévame contigo! Eres hermosa”.

“Aww, ¡feliz cumpleaños, querida! Pd: amo tu cabello”.

“¡Oh cielos! Esto es increíble, feliz cumpleaños número 22. Eres una leyenda mostrándole a todos que nada es imposible, los sueños se hacen realidad. Feliz cumpleaños”.

Lo cierto es que la chica no tiene 22 años, sino 32 y nunca estuvo en Disneyland, de hecho ni siquiera era su cumpleaños ese día.

@theslowtraveler

Hubo quienes notaron algo raro en sus fotos, pero fueron los menos. Sin lugar a dudas dejó a todos en shock cuando reveló la verdad en su blog y nos hace cuestionar un montón de cosas.

Puede interesarte