Por Moisés Valenzuela
31 octubre, 2018

Que nadie te diga que estás muy viejo para Halloween.

¿Por qué sólo son los niños los que pueden golpear puertas y pedir dulces en Noche de Brujas? Vamos a decir, a modo de declaración, que no estamos de acuerdo con esta regla. A los adultos también nos gusta recibir golosinas.

Por ello, aburrido de esta tiranía de los más pequeños y representando el sentimiento de todos nosotros, un hombre decidió poner las cosas en su lugar. Basta de darle todo a los más jóvenes.

Youtube

Tom Mabe es un comediante, presentador y “bromista profesional”. Sin duda el indicado para este acto de justicia.

Su truco es sencillamente genial: tomó un muñeco del tamaño de un niño de tres años, lo caracterizó perfectamente como Spiderman y colgó una bolsa vacía en sus brazos. Sólo le faltaba comenzar a golpear puertas y tocar timbres.

Youtube

Cuando empezó su travesía, todo se volvió divertidísimo. La gente no sospechaba del pequeño muñeco y le hablaban y preguntaban cosas. Sin embargo, Tom tenía increíbles excusas para no ser descubierto.

“Está muerto”, dijo a uno de los dueños de casa, haciéndole creer que el niño fingía ser un zombie que desde la tumba vino a pedir dulces.

Youtube

Entonces la gente caía en su juego y le daba dulces al pequeño. Contentos, se disponían a entrar nuevamente a sus casas, pero antes que lo hicieran, el supuesto padre tomaba al muñeco y lo cargaba como un paquete, y la gente no lo podía creer. Algunos reían, otros no podían con la impresión. A nosotros nos parece genial.

Tom repitió la broma una y otra vez, llevándose una cantidad impresionante de dulces. Así que si estás pensando que eres muy viejo para pedir dulces pero en el fondo los deseas, pues ya tienes la mejor idea para hacerlo. Y está totalmente comprobada.

Mira el video a continuación:

Puede interesarte