Es otra persona.

A veces en el mundo pasan cosas que jamás imaginamos. La historia de Bobby, un vagabundo de las calles de Roma, Nueva York, hacen que todavía tengamos fe en la humanidad. Un día, este hombre se encontró con un policía y le pidió algo desde lo más profundo de su corazón.

El hombre solo necesitaba darse una ducha caliente y cortarse el cabello. Al escuchar lo que necesitaba, el oficial tuvo una idea más que genial, para eso, le pidió que regresara a la estación de policía al otro día.

Inside Edition

Bobby jamás esperó lo que el policía haría con él.

Inside Edition

Un reporte de hace pocos días muestra la increíble transformación de Bobby; este hombre estaba más que emocionado con la ayuda desinteresada de parte de estos policías.

Mira su transformación:

¡Se ve muy bien!

Te puede interesar