Por Javiera González Ruiz
10 septiembre, 2018

“¡Deja de hacerme popó encima!”, gritó desesperada mientras lloraba.

De todas las cosas asquerosas que los humanos pueden experimentar en sus vidas, definitivamente estar cubierto de caca es una de ellas… excepto cuando eres bebé y no tienes consciencia de lo que significa. Pero cuando creces, tienes claro que es algo realmente asqueroso por lo que no quisieras pasar jamás.

Aunque es muy común que los pájaros decidan “hacerse” encima de las personas cuando van caminando. Si bien es asqueroso, parece sencillo de limpiar y soportar… siempre y cuando nadie haya sido testigo, porque probablemente querrás que la tierra te trague por la vergüenza.

Algo similar le sucedió a esta pequeña con su mascota bebé, un hermoso gatito que había decidido llevar a un paseo en familia.

Unilad

Ella decidió sentarse en el asiento de copiloto con el gato entre sus brazos para protegerlo, pero jamás imaginó que al felino le podrían dar ganas de ir al baño en el corto trayecto y como no tomo las precauciones necesarias, terminó con un ataque de histeria cuando vio al pequeño defecando sobre su estómago.

De acuerdo a las imágenes probablemente tomadas por la hermana de la niña, se ve cómo arma un escándalo luego de ver a su mascota defecando sin parar sobre su camiseta, mientras la mujer que graba no puede contener la risa por la reacción exagerada (aunque no sé si tanto) de la menor.

Unilad

“Deja de hacerme popó encima” dice llorando desesperada mientras su padre le pide que se calme y que intentará detenerse para estacionar el auto y solucionar el problema.

Tras compartir el registro, un montón de usuarios de las redes sociales estallaron en risa por la reacción de la pequeña, mientras otros solidarizaron con ella.

Mira aquí su épica reacción:

Puede interesarte