Por Cristofer García
24 junio, 2020

Su madre, Krysta Meyer, explicó que este es un método para preparar a los pequeños y así sepan actuar en situaciones donde estén en riesgo en el agua.

Recientemente un video de un bebé de pocos meses de nacido siendo arrojado a una piscina ha causado controversias en redes sociales, por lo delicado que puede ser esto para el pequeño. No obstante, su madre, Krysta Meyer, de Colorado Springs, ha salido a dar su explicación, para aclarar el incidente.

Esta mamá de 27 años y dos hijos comenzó a usar la red social TikTok para subir videos de sus niños. No obstante, uno de estos videos se volvió popular porque pareciera un acto dañino para el bebé, pero ella aseguró que no se trata de clases de natación convencionales, sino de supervivencia.

Para esta madre tiene sentido exponer a sus hijos a situaciones que los preparen para el futuro.

Krysta Meyer

«Muchas personas ven a un niño arrojado al agua y piensan: ¡ Eso no es bueno! ¡No deberías estar haciendo eso! He recibido amenazas de muerte. La gente me ha dicho que soy el peor tipo de mamá, que estoy poniendo en peligro a mis hijos, que los estoy traumatizando», dijo Meyer a Buzzfeed.

Y es que, a primera vista, el video es un poco impactante, porque se ve claramente como Oliver, de 8 meses, entra al agua de forma un poco violenta y luego lucha por salir a flote. Esto ocurrió en la escuela de natación Little Fins, donde ella lleva a los pequeños a entrenarse para posibles malas experiencias en el agua.

Krysta Meyer
Krysta Meyer

«La premisa detrás de lo que hacemos es la seguridad. Enseñamos a niños de 8 meses a evaluar su situación y encontrar una estrategia de salida (en el agua). Sé que parece una locura», comentó Lauri Armstrong, copropietaria de Little Fins.

Toda esta situación se produjo luego de que este video superara las 53 millones de reproducciones en esta red social (TikTok) y también se replicara de manera masiva en Twitter, donde muchos bromearon con este bebé pero otros se indignaron.

Krysta Meyer

«¡Oliver me sorprende cada semana! No puedo creer que haya pasado apenas 2 meses y esté aprendiendo tan rápido. Él es un pequeño pez», escribió Meyer en la publicación.

Esta escuela de natación especial cuenta con más de 7 años en funcionamiento, según Buzzfeed. Es dictada por profesores especializados para enseñar a niños de unos 6 meses a nada en situaciones incomodas, para que de esta manera puedan recuperarse, saber voltearse en el agua y salir a flote. No obstante, estas técnicas les han costado muchas críticas.

Lauri Armstrong

«Cuando los niños caen al agua, a menudo no es bonito. A menudo es muy desorientador. Tienen que aprender a salir y recuperarse solos», comentó Armstrong. La idea es hacer sentir que el pequeño cae desde un bote y pueda sobrevivir a esa situación.

Y en el caso del pequeño Oliver, a él le encantarían estas clases de natación, según comentó la sobrina de Armstrong, Jill, de 18 años, quien es la instructora que trabaja con él en el video que se hizo viral en TikTok.

Krysta Meyer

«Definitivamente, esto no es algo que sucede en la primera lección. Nunca sabemos cómo un niño caerá al agua, por lo que queremos que estén listos como caigan», explicó la instructora.

Krysta Meyer

Sin embargo, para Bennett, cofundadora de Parents Preventing Childhood Drowning, no parece adecuado que los bebés sean arrojados desde tanta altura, como suelen hacerlo en esta escuela de natación. Aunque se tengan las mejores intenciones en entrenar al bebé, también se deben tomar en cuenta los riesgos que corren en estas situaciones.

Puede interesarte