Por Andrés Cortés
8 mayo, 2018

Luego de ver el video, no volverás a enamorarte en el transporte público. Advertencia: Este material podría herir tu sensibilidad. Y estómago.

Admitámoslo de una vez, todos hemos tenido un “amor de transporte público”. Sabes que posiblemente esa persona, chico o chica, desaparecerá de tu vida. La esperanza de que él o ella te devuelva la mirada siempre se encuentra latente en nuestro corazón. Pero no hay nada más “mata pasiones” que lo que hace esta chica.

Imagina que entras en el subterráneo (o metro). Al dar unos pasos divisas una bella chica que se encuentra casi frente a ti. La divisas esperando una mirada pero nada. Cuando estás a punto de rendirte y sumergirte en su celular, notas algo muy extraño:

La muchacha mete sus dedos a la nariz con total confianza. Y luego mete los mismos dedos a su boca.

Facebook Meme Supreme

La persona que subió al metro comenzó a grabarla con el fin de asegurarse que lo que hacía era real. Lamentablemente las imágenes delatan de que sí, la joven muchacha hacía esto y, al parecer, lo disfrutaba bastante.

Quizá lo más llamativo de todo es que no lo hizo solo en una oportunidad, sino que lo continúo haciendo por varios minutos.

Pero cuando creías que no se podía poner peor, se pone peor.

Luego de devorar prácticamente toda su mucosidad, lleva sus dedos a sus ojos e intentar sacar sus lagañas. Una vez que las captura, realiza el mismo acto que con su mucosidad: se las come.

Facebook Meme Supreme

Suena asqueroso, y es asqueroso. Míralo por ti mismo.

Si bien suena asqueroso (en especial la parte de las lagañas), la gente que se come los mocos es algo un poco más “común”, pero aún así muy repugnante. También hay personas que se comen su propio pelo, lo cual podría traer serias complicaciones a futuro.

Lo cierto es que buscando rápidamente en internet descubrimos que esta chica no es la única.

Encontramos más personas que compartirían su peculiar “dieta”.

Yahoo Respuestas

La próxima vez que encuentres tu amor de transporte público, esperamos que no tenga la misma manía por comer mocos o lagañas.

.

Puede interesarte