Por Luis Lizama
21 enero, 2020

Compró una bota y se la puso antes de subir al avión. Una vez arriba, reclamó al personal que su pie no cabía en el asiento y le dieron uno en primera clase. Algunos lo consideran héroe.

Dicen que este mundo es para los vivos, refiriéndose a esas personas que siempre sacan algún provecho de la situación, nunca les ocurre algo malo, etc. Puede que en cierto punto tenga razón, pero para muchos eso no está bien.

Este YouTuber quiso sacar provecho de una situación y vaya que le resultó bien. Fingió haberse roto el tobillo, compró una bota y se subió al avión. Una vez arriba, le reclamó al personal que su pie no cabía en el asiento, así que tuvieron que darle uno en primera clase. Algunos lo han felicitado, pero otros están indignados.

Resulta que la diferencia de precios muchas veces es abismal, inalcanzable, un sueño. Cuando son muchas horas de viaje, sí que se sienten. 

Cualquier persona juntaría el dinero o simplemente se resignaría con la clase turista, este YouTuber, llamado Jamie, no quiso conformarse.

Usando toda su viveza, consiguió volar en primera. Con comida de lujo, un asiento más que cómodo, bebidas, tuvo un descanso soñado y envidiado. 

YouTube: Jamie Zhu

El vuelo tenía como destino Asia, no algo menor. Horas y horas sentado en un asiento incómodo.

Contó todo a través de su cuenta de Instagram, donde tiene más de 1 millón de seguidores. Además de sus suscriptores en YouTube, donde tiene 700 mil aprox. 

«No encaja. La bota no cabe aquí. ¿Puedo conseguir otro asiento?».

Dijo Jamie a la azafata.

Verificaron rápidamente la situación y listo, lo cambiaron. Ni cuenta se dieron que todo era mentira, una broma. 

Muchos quedaron indignados, por sentir que se burlaba de las personas que realmente sufren de los tobillos.

YouTube: Jamie Zhu

Como sea, ni siquiera esperó a salir del avión para deshacerse de la bota. Salió caminando sin problemas y riendo por su viveza. Lo logró y para muchos es como un héroe.

Puede interesarte