Porque el nacimiento es solo el comienzo.

A pesar que todavía no tengo claro si me gustaría convertirme en madre, sí las admiro a todas por igual. Todas las veces que me preguntan de hecho, cuando me gustaría tener un hijo, todos los años digo lo mismo; pregúntame lo mismo en 10 años más, quizás ahí lo tenga más claro.

Lo que sí tengo claro, es que a pesar que no he tenido un bebé en mi vientre, eso no quiere decir que he tomado el papel de una madre alguna vez en la vida. Mi hermano más pequeño nació 2 días antes que cumpliera 23 años; por lo tanto hay varias cosas que sí podría entender de la aventura de convertirse en mamá.

Te juro mamá que jamás he hecho algo así con mis hermanos.

Porque yo sé lo que es cambiar pañales que no sabes cómo sacarlo para que no quede todo lleno de caca, la importancia de la lectura antes de dormir, llevarlos al parque,  calentar el biberón en agua, porque el microondas no es una buena idea, al igual que la comida a base de vegetales molidos con proteínas para que crezcan fuertes y con mucha energía.

Pero hay otras cosas que a las madres no les dicen antes de tener un hijo como…

1. Mantener los ojos abiertos viendo la última temporada de tu serie favorita es todo un reto

Mara Parra/Upsocl

¿Dormir? No conozco madres que puedan dormir plácidamente de nuevo después de tener un bebé, por lo que el tiempo que tienes para ver una serie, siempre será reemplazado por el llamado de Morfeo.


2. Tu vagina nunca más será igual

Mara Parra/Upsocl

Después del parto ahí abajo pasan muchas cosas. Algunas tienen la suerte de tenerla como de 15, o bien, aceptar que nunca más será igual.


3. ¿Quién dijo que hacer cosas con una mano era difícil?

Mara Parra/Upsocl

Eres una especie de máquina imparable. Con un brazo sostienes al bebé, con la otra preparas el biberón, lavas ese plato sucio y hablas por teléfono. AL MISMO TIEMPO.

Nadie puede superar eso.


4. El silencio en los niños, siempre es sospechoso

Mara Parra/Upsocl

Solo diré que cuando Javierita era muy pequeñita, una vez estaba muy silenciosa en el corral.  Mi mamá descubrió que me había sacado el pañal, y lo había pasado por las paredes, el corral, la ropa de cama, y por partes inimaginables.

Jamás confies en su silencio.


5. Tu barriga no desaparecerá al otro día de dar a luz. Eso sería increíble

Mara Parra/Upsocl

Si tenías la barriga “plana” antes de quedar embarazada, tendrás que tener paciencia y mucha fuerza de voluntad paras volver a tener el de siempre.

Siempre hay excepciones.


6. Si no ocupas un protector, tus pechos siempre estarán mojados

Mara Parra/Upsocl

En la época de la lactancia, siempre deberás tener un protector para tus pezones. Sino podrías terminar con la camiseta cubierta de leche materna


7. Te conviertes en una paparazzi

Mara Parra/Upsocl

Nadie debe culparte por ello. Siempre es bueno tomar fotos de tus hijos, aunque a veces se les pasa un poco la mano. ¡Deja memoria para otras cosas también!


8. ¿Ir al baño sola? JAMÁS

Mara Parra/Upsocl

Ir al baño en solitario se puede convertir en un lujo.

Me siento culpable. Cuando era pequeña nunca dejaba ir a mi mamá, o mi abuela, ir solas al baño. Mamás discúlpenme.


9. Nunca más saldrás a la calle con una bolsa pequeña

Mara Parra/Upsocl

¿Suficientes pañales?, ¿leche?, ¿biberones?, ¿Toallitas?, ¿Ropa? Si hace frío, ¿mantitas?… Todo listo y cargado.

¿Que olvidaste algo?


10. Y piensas millones de veces en ese ser humano que trajiste al mundo y te preguntas cómo podrías amarlo aún más.

Mara Parra/Upsocl

Esto va dedicado a todas las madres del mundo. A las que entregan su vida a sus hijos, a las que trabajan horas y horas al día para hacerlos felices. A las mamás perrunas, gatunas y animalistas en general. A las que criaron niños como si hubiesen estado en el vientre de ellas por esas 38 semanas, o esas que luchan y emprenden  todos los días para ser un factor de cambio en el planeta.

Porque ustedes llevan el poder del mundo, y por siempre serán unas hiperpoderosas mamás.

Por esto y mucho más, las amaremos por siempre. Como tú no hay nadie.

¡Feliz día a todas!