Por Andrea Araya Moya
13 noviembre, 2015

La mayoría de tu ropa ya perteneció a uno de tus hermanos

1. Aprendiste el valor de compartir con los demás

2. Sabes como entretenerte por ti mismo

3. Todo lo que has aprendido es porque te volviste observador

4. Conoces todas esas canciones antiguas o que eran inadecuadas para tu edad

5. Tienes mucha facilidad para dormirte, pues ya te acostumbraste al ruido

6. Eres, incluso, más creativo que tus hermanos

7. Siempre debiste aprender a esperar tu turno

8. La mayoría de tu ropa ya perteneció a uno de tus hermanos

9. Tienes mejor humor que tus hermanos

10. Aprendiste a mirar la vida de una forma más positiva

11. Siempre podías culpabilizar a tus hermanos mayores por las travesuras que tú hacías

12. Es increíble la cantidad de mentores que tienes en tu familia

13. En la escuela suelen compararte con tus hermanos mayores

14. Las cosas más sencillas son las que más te hacen feliz

15. Aunque seas el menor, sabes que eres el más amado (pero no le digas a tus hermanos)

Puede interesarte