Por Valentinne Rudolphy
14 enero, 2016

Que las risas son geniales, pero las lágrimas también tienen su belleza especial

Tengas un hijo o una hija, siempre es bueno recordarle algunas cosas. Hay valores, mensajes importantes, y cualidades que no siempre mencionamos a nuestros pequeños. O consejos para enfrentar la vida. Ellos necesitan de estas palabras, porque no las conocen. Lo mejor es que siempre aprendan de sus padres, en vez de sacar sus propias e ingenuas conclusiones, o de otras personas. Nunca olvides decirle a tu pequeña estos mensajes de apoyo y amor:

1. Debes estar orgullosa de todo lo que eres

2. Puedes hacer todo lo que te propones

3. No te preocupes por lo que diga el resto: sé tu misma

4. Ni las pecas, ni cicatrices, ni marcas te hacen menos bonita, pues son parte de ti

5. Busca la felicidad según tus términos, no los de otras personas

6. Que sus padres siempre estarán ahí para ella, a pesar de las peleas o malos entendidos

7. Que la vida siempre es mejor cuando se enfrenta con una sonrisa

8. Que no importa si hay cosas que no entiende, siempre puede preguntar y eso no la hará tonta

9. Que tu propósito en la vida es amarla más que a nada en este mundo

10. Que debe amar su cuerpo, y no existe tal cosa como el «cuerpo perfecto»

11. Que cada vez que ella se tropiece, tú estarás para ayudarla a levantarse

12. Que no debe ocultar su personalidad nunca

13. Que las risas son geniales, pero las lágrimas también tienen su belleza especial

14. Que su vida no debe girar en torno a la belleza, carrera u otros, sino que esto gira en torno a su vida

15. Que toma tiempo descubrir quién eres, y eso no te hace peor que otros

16. Que divertirse siempre debe estar entre sus prioridades

17. Y que siempre debe mantener un poco de inocencia viva dentro de sí…

Puede interesarte