Ninguno de sus hijos biológicos podía ayudarlo.

La mayoría de las personas actúa sin buscar conseguir algo a cambio. Sin embargo, a veces obrar de buena manera trae un montón de cosas positivas en la vida. Bien lo sabe este hombre, que hace 27 años salvó la vida de una niña y ahora por esas cosas del destino, ella se lo retribuyó.

Resulta que hace un montón de años atrás, Billy Houze adoptó a una niña y la hizo parte de su familia, salvándola del abandono. Lo hizo solamente por el futuro de la pequeña, pues no quería que sufriera y pasara hambre o necesidades.

Pero el destino se encargó de retribuirle su actuar.

DeLauren McKnight

Ahora que han pasado 27 años, Billy enfermó de los riñones luego de someterse a una cirugía de vesícula biliar y solo un transplante podía salvarle la vida, pues sin él podría vivir solo cinco años más.

Pero también le dijeron que estaría en lista de espera y probablemente demoraría siete años en encontrar un donante, así que su futuro no era para nada esperanzador.

DeLauren McKnight

Intentando encontrar algún donante lo más rápido posible, los cuatro hijos biológicos de Billy se hicieron las pruebas para ver si podrían ayudarlo, pero los exámenes revelaron que no eran compatibles, lo que disminuía aún más las esperanzas de vida del hombre.

Sin embargo DeLauren McKnight, la chica que había sido adoptada por la familia hace 27 años también quiso hacerse la prueba… y sorpresivamente salió compatible con su padre adoptivo, así que ella sería la encargada de salvarle la vida, tal como él lo había hecho en el pasado.

DeLauren McKnight

«Ella me dijo: ‘Papá, pensabas que me estabas salvando la vida y me apartaba del cuidado de acogida, pero en realidad, me estabas salvando la vida para que pudiera salvar la tuya más tarde‘», dijo Houze, de 64 años.

Y DeLauren, por su parte, aseguró que «Lo llamo mi Superman. Sin él y mi madre, no habría sabido dónde estaría. No hay nada en este mundo que no le daría para que pueda disfrutar de la vida y estar allí a mi lado«.

DeLauren McKnight

Así que luego de recibir tan buenas noticias, padre e hija están esperando entrar a cirugía durante las próximas semanas para tener algo más que el apellido en común.

Puede interesarte