Muchas madres sufren de este problema al amamantar.

Ser mamá es un proceso que abarca tantas aristas de la vida que sería imposible nombrarlas. Todo cambia: hay experiencias nuevas, conductas que se dejan atrás, nuevos intereses, sensaciones que nunca antes se habían percibido. También hay nuevos desafíos y momentos negativos, es algo normal.

Lindsey Bliss, mamá de siete hijos oriunda de Nueva York, retrató uno de esos momentos a través de una foto que grafica algo que muchas mamás viven día a día: la mastitis.

Lindsey publicó en su cuenta de Instagram una foto en que se le ve amamantando a su bebé y en que su mastitis queda en evidencia a través de un seno inflamado y enrojecido.

“Cuando un buen seno se pone malo -DE NUEVO! Literalmente quería que Dan me llevara a E.R. anoche debido al seno agrandado más ÉPICO, con escalofríos de todo el cuerpo y un dolor de cabeza enorme. Con “resaca” hoy por la cama. ¿Por qué sigue pasando esto? #senorojo #buensenoseponemalo #amamantarnosiempreesmágico #mastitis #senoagrandado”.

La foto de Lindsey atrajo la atención de cientos de mamás que se sintieron identificadas con su problema, que se produce cuando hay bloqueos de leche en los ductos del tejido mamario.

La imagen acumuló 512 Me Gusta y más de cien comentarios en pocos días, y en el Huffington Post aprovecharon de usarla para explicar cuál es la mejor forma de aliviar a las mamás:

“Lo más importante es no dejar de amamantar (…) La mastitis es un pequeño bloqueo de los ductos de leche que causa que los senos duelan y te hagan sentir mal (…) La mejor forma de liberar ese bloqueo es seguir alimentando, incluso cuando duele. Las mujeres pueden masajear suavemente sus senos para ayudar a la leche a moverse por los ductos de forma más libre”.

-Sarah Fox, especialista del Royal College of Midwives, citada en el Huffington Post-

Unsplash.

La doctora añadió que no es común que una mujer tenga múltiples episodios de mastitis, por lo que de repetirse la situación deberían buscar consejo médico.

Otras situaciones en que recomienda buscar ayuda es cuando la mujer no se alivia luego de dar leche en varias ocasiones, si se sienten peor o si su bebé experimenta problemas por la mastitis.

Unsplash.

Sarah enfatizó en la normalidad de este tipo de problemas y envió ánimos a todas las mamás.

“Lo que no queremos es que las mujeres se sientan solas o pierdan el deseo de amamantar, así que siempre damos la bienvenida a las mujeres a compartir sus experiencias o pedir apoyo”.

-Sarah Fox, especialista del Royal College of Midwives, citada en el Huffington Post-

¡Todas las mamás pueden apoyarse entre sí!

Puede interesarte