Por Daniela Morano
9 agosto, 2018

Pareciera que el pequeño bebe litros y litros de leche.

Cuando alguien ocupa palabra femeninas como sinónimos de debilidad, tiendo a pensar que quien realmente es débil es la persona que la ocupa. Si uno se pone a meditar en todo lo que las mujeres aguantan y en todo el dolor físico que son capaces de soportar, suena hasta ridículo llamarlas débiles. El embarazo, por ejemplo, es sin duda uno de los mejores ejemplos para demostrar que una mujer puede enfrentar cualquier cosa.

Carmen Trinice, de Atlanta, puede afirmar eso con toda la certeza del mundo pues dio a luz a un bebé de 5.4 kilos el pasado 27 de julio. Su hijo, Dwayne Michael Canada, es el menor de siete hermanos y el resultado de un difícil embarazo.

A las 36 semanas de gestación, Carmen fue a realizarse una ecografía porque sentía que su panza estaba cada vez más grande. Fue entonces cuando los médicos le informaron que su bebé estaba pesando un poco más de 3 kilos.

Carmen Trinice

“Apenas podía mantenerme de pie durante más de 20 minutos, o caminar mucho rato sin sentir dolor. Subí 22 kilos durante mi embarazo pero mucho de eso era solo mi panza. Planeé mi cesárea porque tuve una de emergencia con mi sexta hija hace unos años y pesaba 3 kilos”, le dijo a UNILAD.

Antes de si quiera cumplir 5 meses de embarazo, así se veía su cuerpo:

Carmen Trinice

Durante su embarazo, Carmen dice haber comido mucho y que “todos intentaban darme de comer”, incluyendo sus amigos, novio y su mamá. Comía “hamburguesas con tocino todos los días” y “mucha carne”.

Además como tomaba mucho líquido debía ir al baño cada una hora, cosa que le hacía imposible dormir. Su cesárea estaba programada debido a que el hospital suele tener mucha gente, pero de todas maneras se atrasaron y terminó sintiendo dolor.

Carmen Trinice

Sin embargo todo resultó bien y su bebé nació sano. 

Puede interesarte