Por Catalina Yob
13 junio, 2017

«No siento vergüenza».

Clint Edwards de 34 años es un padre que a través de su página de Facebook, se ha propuesto compartir cada experiencia de esta nueva etapa de convertirse en padre. Las primeras comidas y los primeros paseos bajo su tutelaje son sólo algunos de los grandes desafíos que ha debido enfrentar en la bella tarea de educar a su pequeña hija de 4 años, Aspen.

Debido a que inherentemente su hija posee energía inagotable, Edwards ha tenido que lidiar con la problemática de mantener a Aspen a su lado y no perderla de vista por ni un segundo. A raíz de esto y en una salida al supermercado que se encuentra contiguo a su hogar, ubicado en Oregon, Estados Unidos, Edwards decidió atar una correa a la cintura de su hija.

El hecho que fue publicado en su página de Facebook, desató una ola de críticas por parte de usuarios que arremetieron contra el padre, apuntando a su incapacidad para cuidar de su hija de una manera apropiada, ante lo cual Edwards contestó que no existía elemento negativo en la liga que fue atada al cuerpo de Aspen. Debido a que su hija suele escabullirse y perderse al momento de salir a lugares de libre acceso al pública, ésta representa una útil forma para no perderla de vista.

We were at the farmers market. No shame. I put this kid on a leash.She's a wild child, and this thing has already kept…

Posted by No Idea What I'm Doing: A Daddy Blog on Saturday, May 27, 2017

«Ella es una niña salvaje, y esta cosa ha provocado salvarla del peligro de las calles, de las máquinas de helada y me ha mantenido a mí sano».

«La verdadera dificultad de tener un hijo es que eres criticado si haces algo y si no lo haces. Porque el hecho es que si no le pusiera esta correa a Aspen mientras estamos en el museo, el zoológico, centro comercial, o el mercado ella sería la niña perdida que aparece en los anuncios. Ella sería la niña de Facebook que fue abandonada en las afueras de un supermercado. Porque no puedo detener que se mueve. Su curiosidad es increíble y gracias a su altura, ella se mueve más rápido que cualquier deportista olímpico».

El padre declaró que en el supermercado fue objeto de múltiples miradas, las cuales cuestionaban su labor como padre. Sin embargo, él consigna que esta es la única forma de mantener a su hija a salvo de cualquier peligro que pueda yacer como resultado de sus salidas.

We're on a fall train ride!

Posted by No Idea What I'm Doing: A Daddy Blog on Saturday, October 24, 2015

Had a very special visitor at work today. Long story short, I had to unplug my keyboard so she could play with it.

Posted by No Idea What I'm Doing: A Daddy Blog on Wednesday, October 14, 2015

«Estamos en el supermercado. Até a mi hija a una correa. No siento vergüenza».

Puede interesarte