Por Irene Cereceda
24 noviembre, 2016

«Desde el principio la amé y no quiero que se vaya a ningún lugar más».

En muchos lugares existe el sistema en el que familias adoptan de manera provisoria o apadrinan a niños que se encuentran abandonados. Es normal que muchos de ellos terminen formando grandes lazos con estos chicos y que, finalmente, quieran adoptarlos pero es algo que no es muy fácil de hacer y muy pocas personas logran cumplir con su objetivo.

Pero el caso de esta pequeña niña de 5 años es totalmente diferente, ya que la mujer que la cuidó por tres años finalmente pudo adoptarla después que lo decretara un juez en la corte.

Melissa Birchmore es una mujer de 55 años que vive en Carolina del Sur y que ha sido madre adoptiva temporaria desde el año 2009. Fue haciendo esta labor que llegó a apadrinar a 14 niños en total, pero con ninguno desarrolló un lazo tan especial como el que tuvo con Jeneva.

Jeneva nació el año 2011. Cuando la pequeña tenía dos años llegó a a vida de Melissa, después de haber sufrido negligencia por parte de las personas que la cuidaban y de estar bajo el cuidado de varios parientes.

Cuando Melissa se encontró con Jeneva la conexión fue instantánea:

«Desde el principio la amé y no quiero que se vaya a ningún lugar más»

Melissa Birchmore– vía ABC

A partir de ese momento no dejó nunca más sola a Jeneva y luego de tres años, al fin esta chica se convirtió en una Birchmore más.

af05ad00-b19f-11e6-9c0f-bff62ed496ca_thanksgviing-wish
Fuente

Ahora Melissa es legal y oficialmente madre de Jeneva y no puede estar más emocionada al respecto.

ht-foster-1-er-161123_31x13_1600
Fuente

«Es un sentimiento que no se puede describir. Jeneva está muy emocionada, ella sabe que es mi chica favorita»

Melissa Birchmore– vía ABC

Afortunadamente, esta pequeña encontró una familia que la va a amar y cuidar como tan sólo ella se merece.

¿Qué opinas de la historia de Jeneva y su madre Melissa?

Puede interesarte