Por Laura Silva
12 agosto, 2015

Y llegar a casa sin tener pañales que cambiar… aún.

¿Quieres disfrutar de un bebé sin tenerlo, ni robarlo de alguna guardería? Ok, lo último puede ser un poco inmoral. Pero la mejor manera de lograr ver la maravilla de una nueva vida, sin que aún se presente la oportunidad personal de hacerlo, es ser madrina.

Que una de tus amigas más cercanas tenga un bebé y puedas encargarte de todo el lado bonito de la maternidad. Porque para lo otro, simplemente aún no llega tu momento. Además, de seguro aún estás en la edad en la que no todas tus amigas son madres, por lo que ya un bebé es sensación dentro del grupo, y en tu vida. Es cierto, puede que te estés llevando la parte divertida solamente, pero ¡de todos modos genial!

Captura de pantalla 2015-08-11 a las 10.21.38

Siri Marie.

1. Puedes aprender sobre paternidad

Entre todas las cosas que tu amiga recibirá como consejo, de seguro habrán muchos que te sirvan si es que deseas ser madre algún día. Independiente de ello, aprenderás bastante sobre crianza si observas el proceso bien de cerca. Recomendaciones desde el momento en que quedaste embarazada, hasta años luz después. Es un proceso interminable, y hay mucha sabiduría con ello.

Captura de pantalla 2015-08-11 a las 10.21.28

@taylorswift.

2. O malcriar y olvidar los buenos consejos

También puedes tomar el otro lado: deshacer todo lo que hacen sus padres y darle dulces, llevarlo a lugares divertidos, ver películas y ser la madrina genial que siempre has querido. Transformar en «sí» los «no» que tiene con sus padres. Pero en una medida de prudencia, para que puedas seguir viendo siempre a tu ahijado/a.

Captura de pantalla 2015-08-11 a las 10.22.59

Nick StudMuffin.

3. Puedes disfrutar de un bebé y darle tu amor, sin tener que comprometerte aún

Quizás no quieres ser mamá, o quizás aún no es tu momento ni te interesa. No por eso tienes que odiar a los niños, es más, los adoras. Así que puedes canalizar todo tu gran amor hacia el bebé, sin tener que apresurar tus procesos personales. ¡Y es que los bebés son irresistibles! ¿Cómo no querer abrazarlos todo el tiempo?

Captura de pantalla 2015-08-11 a las 10.21.44

Isabella Valentina.

4. Observas desde primera fila cómo crecen y descubren el mundo

Es adorable y una experiencia tan linda el observar cómo va creciendo un niño, en especial en sus primeros años, donde todo es nuevo y no pueden dejar de sorprenderse. Es realmente un espectáculo demasiado privilegiado de ver. ¡Y tú lo puedes ver como madrina!

Puede interesarte