Por Teresa Donoso
3 febrero, 2016

¿Introvertido? ¿Extrovertido? ¿Racional? ¿Emocional? Todo tiene un impacto sobre los niños.

¿Cómo son tus padres contigo? Lo creas o no la respuesta a esta pregunta es de mucha importancia, no sólo porque nos puede decir mucho sobre el tipo de crianza que hemos recibido y el tipo de persona que somos, sino porque también marca los padres que seremos en el futuro.

¿Cuántas veces no hemos dicho: ‘Cuando tenga hijos no haré esto’ o ‘Cuando tenga hijos creo que haré esto de la misma manera’? Bueno, al parecer nuestra personalidad tendría mucho que ver con estas importantes decisiones.

Tranquilo, no estamos juzgando a nadie. Lo más probable es que tus padres hayan sido muy buenos contigo y que tú mismo seas increíble con tus hijos, sin embargo, la forma en la que somos determina diferencias bastante interesantes que hasta ahora nadie se había dedicado a medir.

El estudio de Truity, una compañía que se especializa en la evaluación de diferentes tipos de personalidad, descubrió que se podía determinar cómo nuestra personalidad puede afectar nuestros roles a la hora de convertirnos en padres o madres.

Lo que se hace es utilizar el famoso indicador Myers-Briggs que determina nuestra posición dentro de las 4 dimensiones que se estudian: extroversión (E) versus introversión (I), sensorial (S) versus intuitivo (N) , racional (T) versus emocional (F) y calificador (J) versus perceptivo (P).

Dependiendo de nuestra personalidad, recibiremos un acrónimo con las 4 letras que nos representan, como alguno de estos:

Pinterest
Pinterest

Si quieres realizar un test para descubrir cual es tu indicador, puedes usar este.

¿Entonces, qué tiene esto de importante a la hora de ser padres? Descubrámoslo ahora.

1. Los padres extrovertidos tienden a valorar su crianza de mejor forma que los introvertidos

Por alguna razón, los padres extrovertidos suelen sentirse más confiados con respecto a sus habilidades. Esto puede deberse a que los introvertidos usualmente se cuestionan más las cosas y pasan más tiempo meditando ciertos temas.

9363
Truity

2. Hay ciertos tipos de personalidades que simplemente no desean tener hijos

Está más que claro que no se necesita tener cierto tipo de características para querer o no querer tener hijos. Sin embargo, Truity postula en su estudio que existen tipo de personalidades más propensas a no querer tenerlos. Por ejemplo, los INTJ son increíblemente independientes, son cambiantes y necesitan más tiempo para crear y pasar a solas. Es por eso que quizás creen que tener hijos no sea la mejor opción para ellos.

9362
Truity

Al final del día, todo depende de la vida que queremos vivir. Podemos vernos condicionados por nuestra personalidad, pero eso no significa que no tengamos control sobre nuestros actos, acciones y resultados.

3. Muchas cosas dependen de la forma en la que los padres experimentan su propio mundo

9374
Truity

Personalmente, me causa mucha curiosidad ya que me considero introvertida y todos en mi familia lo son, excepto uno de mis hermanos. ¿Será que fui predispuesta por mis padres a tener este tipo de temperamento? Supongo que es algo que tendré que investigar.

¿A ti qué te parece? ¿Estás de acuerdo? ¡Cuéntanos!

Puede interesarte