Jamás se lo imaginaron.

Una pareja estadounidense pensaba que los kilos que había ganado Judy Brown eran porque la menopausia llegaría muy pronto. Sobre todo porque ya tenía 47 años; su esposo Jason, jamás se imaginó que lo «extraño» que sentía en el cuerpo de su mujer, llegaría de una forma bastante imprevista a la vida de los dos. 

Un día Judy comenzó a sentir fuertes dolores de estómago. La pareja pensó que eran cálculos. Pero se equivocaban.

Inside Edition

Los doctores le dijeron que no tenía cálculos, sino más bien un bebé. Y que lo tendrían en sus brazos ese mismo día. 

Sí, fue de esos embarazos que no te das cuenta hasta el momento en que vas a dar a luz.

La pareja nunca había tenido un hijo. A pesar que todo fue muy repentino, estaban muy felices de tener una hija.

Mira un reporte completo de este caso que preparó Inside Edition:

¿Habías escuchado de casos como este?

Puede interesarte