No alcanzó ni siquiera a quitar el papel aluminio de su cabello.

A veces el deber llama y uno debe asumir. Eso fue lo que le pasó a una matrona de Estados Unidos: se arriesgó y tomó una hora a la peluquería una tarde en que estaba de llamada. Sabía que una de sus pacientes había ingresado al hospital con signos de parto, pero avanzaba lento y pensó que tardarían en necesitar de su ayuda.

Carrie Hall estaba muy equivocada. La peluquería había terminado de poner la tintura y el papel aluminio en su cabello cuando una enfermera le llamó. Necesitaban su ayuda urgentemente. 

El resultado lo puedes ver en la siguiente foto, imagen que fue publicada en Facebook por la Frontier Nursing University, el alma mater de Carrie:

Facebook / FNU.

“Una graduada de FNU nos envió esta foto con el comentario: ¡Hay una primera vez para todo! ¡Pensé que lo compartiría! ¡Estaba en la peluquería cuando la naturaleza llamó!“.

No sé si será común para las matronas correr para recibir un bebé, pero demuestra su enorme compromiso con el deber.

O, bueno, ehm… que no debería tomar horas en la peluquería cuando está de llamada.

Mira lo que opinaron otros usuarios de Facebook:

“¡Espero que su cabello no se caiga! ¡Esto es genial!”.


“¿Soy la única persona que quiere una actualización sobre la condición de su cabello?”.


“¡Gran trabajo Carrie! Yo recibí uno en botas vaqueras y pijama de franela! ¡Casi lo logro!”.


“Siempre estoy paranoica cuando tengo que agendar una cita para teñirme (o hacerme la pedicura) por esta razón”.


“Amo el cameo de la placenta en el fondo”.

(Sí, yo tampoco había notado eso último).

Sobre su cabello, tenemos la respuesta: ¡no se arruinó!, Carrie contó a CaféMom que el bebé, la madre y su cabello están bien.

“Fue un día normal de llamada cuando tuve la oportunidad de ir a teñirme el cabello. Llamé antes de ir a mi cita y había una paciente en parto pero no progresaba rápidamente. Mi peluquero, Dermaris, había terminado de envolver mi cabello cuando las enfermeras llamaron y dijeron que ella estaba lista para dar a luz.

El hospital local estaba a cinco minutos así que… con papel y todo… ¡fui a recibir un bebé! La paciente estaba lista para empujar cuando llegué, por suerte dio a luz en 20 minutos”.

-Carrie Hall, en CaféMom- 

¿Qué te parece?