Por Ghalia Naim
14 julio, 2017

Un peculiar gen es la causa de este extraño caso.

La llegada de un nuevo miembro a la familia siempre es bienvenido, pero para los Settle de Carolina de Sur, Estados Unidos, el último integrante en nacer significó más que una simple emoción. Tras más de un siglo de sólo engendrar hombres, llegó la primera niña.

Tal como suena: ninguna mujer había nacido en la familia desde hace 137 años…

Cuando Will Settler supo que sería padre, imaginó que, para variar, vendría en camino un niño, dados los antecedentes familiares. La última chica bajo el apellido había sido su bistía (hermana de su bisabuelo), pero entonces, el médico anunció la sorpresa.

La pequeña fue bautizada como Carter Louise Settle.

Para anunciar el acontecimiento, hicieron una fiesta llena de globos color rosado, así que cuando llegaron los invitados quedaron en shock. El abuelo de Carter –y padre de Will- se dio el trabajo de buscar en los archivos y se percató la cantidad exagerada de tiempo en que no había ocurrido algo así.

“Papá comenzó a recordar, él no tiene hermanas y mi abuelo tampoco y mi bisabuelo una sola. Entonces, buscó y encontró que había pasado demasiado desde ese entonces”.

Merry Christmas from our growing family! Love, Will, Kelen and baby (girl) Settle, who will join us in June.

A post shared by Kelen Carlock Settle (@kelencsettle) on

Y en tu familia, ¿se han dado casos parecidos?

Te puede interesar