Por Camila Cáceres
20 diciembre, 2016

Al ritmo de Justin Timberlake se grabó mientras movía esa gran barriga.

A pesar de que veo la posibilidad de los hijos muy distante y muy en abstracto, admiro tremendamente a las mujeres que se exponen a este mágico proceso que irrumpe en su vida para hacer hecatombe en su cuerpo y alma. El objetivo final más que lo vale, pero no cualquiera se expone a los pesares y dolores de un embarazo nueves meses por nada. Si no pregúntenle a Kassandra Hanks, que pasó dos semanas con cuatro centímetros de dilatación.

Dos semanas en proceso de parto y nada.

El 13 de septiembre, Kassandra Hank fue al hospital Sagrado Corazón de Florida, donde le dijeron que nop, aún no estaba por dar a luz, y honestamente, hubiese sido suficiente para la paciencia de cualquiera. Definitivamente lo fue para ella.

Existen técnicas alternativas para inducir partos y una de ellas es bailar, así que Hank se puso ropa de deportes y agarró el ritmo de “Can’t Stop The Feeling” de Justin Timberlake.

Como pueden ver, ¡funciona! Antes de que llegar al corte, la pobre mujer se dobla frente a la cámara por las contracciones.

Menos de 48 después, Kassandra Hanks dio a luz a una hija, y probablemente futura bailarina, Rylee Grace Hanks.

¡La magia de la creación!

Puede interesarte