Por Irene Cereceda
28 noviembre, 2016

¿Qué opinas?

Es verdad, no existe una receta que haga que nuestros hijos crezcan exitosos. Pueden ser muchos los factores que influyan para que desarrollen todo tipo de habilidades, pero – de cualquier forma- estudios psicológicos han demostrado que en algunos casos la crianza de los padres puede ser bastante significativa a la hora de ayudar a los chicos y chicas a ser exitosos en un futuro.

Y estos estudios arrojaron 11 factores en común que tienen los padres de hijos que lograron ser exitosos…¿cuáles son?

shutterstock_174215792-1
Fuente

1. Hacen que sus hijos tengan deberes y responsabilidades

“Si los niños no lavan los platos quiere decir que alguien más lo está haciendo por ellos. Y entonces están absueltos no sólo del trabajo, sino también de aprender que el trabajo tiene que hacerse y que cada uno de nosotros debe contribuir para el bienestar de todos”, asegura Julie Lythcott-Haims, una decana de la Universidad de Stanford.

Según estudios, los hijos que se crían con responsabilidades y hacen siempre sus deberes, ayudando en el hogar se convierten en excelentes empleados en el futuro, ya que colaboran muy bien con sus compañeros de trabajo, son más empáticos y están capacitados para asumir todo tipo de laborales de forma independiente.


2. Enseñan a sus hijos habilidades sociales

Una investigación de la Universidad de Pennsylvania hecha a 700 niños arrojó que existe una estrecha relación entre las habilidades sociales de los niños y su éxito como adultos décadas después.

La investigación duro 20 años y demostró que los niños que eran más sociables eran más aptos a resolver problemas por sí mismo y ayudar a otros de mejor manera.


3. Tienen altas expectativas

Investigaciones aseguran que cuando los padres tienen expectativas altas en relación a sus hijos logran “contagiárselas” y mejoran su atención y enfoque para alcanzarlas.


4. Mantienen una relación sana entre ellos

Un estudio de la Universidad de Illinois asegura que los niños que tuvieron una infancia marcada por familias con alto conflicto cuando viven juntos o incluso padres divorciados tienden a fracasar más que los hijos de padres que se llevan bien.


5. Tienen un mayor nivel educacional

Una investigación de la Universidad de Michigan demostró qua las madres que terminaron la secundaria y la universidad eran más propensas a criar hijos exitosos que aquellas que se convertían en madres en la adolescencia, ya que sus hijos eran menos propensos a terminar la secundaria o la universidad.


6. Enseñan a sus hijos habilidades matemáticas a temprana edad

Un análisis hecho a 35.000 pre escolares en Estados Unidos, Canadá e Inglaterra demostró que desarrollar habilidades matemáticas a temprana edad es una gran ventaja. Greg Duncan, co autor del estudio asegura que “esto predice no sólo un futuro exitoso en las matemáticas, sino que también para las habilidades de lectura”.


7. Desarrollan una relación con sus hijos

Un estudio hecho a 243 personas asegura que los niños que recibían un buen cuidado por parte de sus padres en los primeros 3 años no sólo tenían mejores resultados académicos, sino que también relaciones más saludables cuando adultos.


8. No se estresan

Una investigación asegura que las horas que las madres y padres pasan con sus hijos es directamente proporcional a su poseterior comportamiento. Los padres que se estresan, sobre todo por situaciones en el trabajo o porque no tienen el suficiente para estar con sus hijos, hacen que este sentimiento se transfiera a sus hijos, afectándolos y traspasando emociones.


9. Valoran más el esfuerzo y no se concentran en evitar el fracaso

Según expertos hay dos formas de enfrentar el éxito. La primera es pensando que la inteligencia y capacidades no pueden ser modificadas por lo que cuando tienen pequeños o grandes fracasos se quedan estancados en ese pensamiento y no avanzan. Por otro lado, están aquellos que saben que la mente está siempre en crecimiento y que son capaces de lograr todo a base de esfuerzo y que el fracaso no es reflejo de la inteligencia.


10. Las madres trabajan

Un estudio de la Universidad de Harvard demostró que los hijos de las madres que trabajan fuera de la casa se ven beneficiados por este aspecto e incluso llegaron a alcanzar puestos elevados en el trabajo y ganan mucho más dinero que aquellos que tenían madres que no trabajaban.


11. Tienen un nivel socioeconómico alto

Lamentablemente, estudios en diversos países arrojaron que los padres que tienen más dinero tienen hijos más exitosos, quienes -además- logran sacar resultados más altos en los diversas pruebas de conocimiento que se necesitan para acceder a universidades, entre otros.

950x426_banner-team-1
Fuente

Como mencionamos anteriormente, no existe una receta adecuada para que los hijos sean exitosos. Todas las personas somos diferentes y reaccionamos de manera distinta a los incentivos.

Sin embargo, nunca están demás algunas recomendaciones que ayuden a los padres en la crianza de sus hijos.

¿Estás de acuerdo?

Puede interesarte