Por Francesca Cassinelli
4 octubre, 2017

Quedó todo en video.

La tumba de Cody Wells recibe todos los días dos visitas: a su hijo Braxton y su esposa Danielle. Ambos lo perdieron en abril tras un accidente automovilístico y ahora gustan de ir a “conversar” y pasar el rato junto a la placa que los retrata a los tres. Nada más que eso. Al menos hasta que el día después de Navidad encontraron un regalo que Danielle no había puesto allí.

Danielle tiene aún problemas para superar la muerte de su esposo, y se emociona cuando recuerda el triste momento en que le informaron del hecho.

“(Cody) trabajaba para el departamento de policía. Por supuesto que pensé que era Cody tocando la puerta porque había olvidado sus llaves o algo así, abrí la puerta y eran ellos (la policía). Me dijeron que hubo un accidente, y que él no lo logró”.

-Danielle Wells-

Ella trata de que su hijo tenga recuerdos de su padre y de que sea una figura presente en su vida, pero no podía entender por qué había un presente en su tumba.

Braxton estaba muy emocionado y abrió el regalo -que resultó ser un juguete- sin desconfianza, disfrutando el momento. Luego Danielle se enteró de quién había lo había dejado allí.

Chris Blake, el hombre que diseñó la tumba de Cody y que ilustró a la familia en la piedra, fue el responsable. Él había dejado el regalo allí para darle un hermoso momento a Braxton.

“Aún hay personas que hacen cosas por los demás en el mundo (…) Braxton ha sido un niño muy infeliz por mucho tiempo, y esto significa el mundo para mí”.

-Danielle Wells-

¿Qué te parece? ¡Qué hermoso gesto!

Te puede interesar