Por Monserrat Fuentes
12 octubre, 2017

Melissa sobrevivió a ser abortada y pasó 17 años de su vida buscando a la mujer que la abandonó a medio morir en un hospital de Iowa cuando era solo una recién nacida.

Un embarazo no deseado puede significar uno de los peores momentos para una mujer, sobre todo cuando no se tiene el apoyo de la familia o cuando no se tienen los medios económicos para mantener a un bebé. Por estas razones y por muchas otras, miles de mujeres alrededor de mundo toman la difícil decisión de abortar al bebé que viene en camino. Melissa Ohden de 40 años fue uno de esos bebés no deseados.

Pesando menos de 1 kilogramo y con 8 meses de gestación, la madre biológica de Melissa intentó abortar con solución salina, el procedimiento falló, pero la madre de la bebé creyó que la criatura estaba muerta.

Melissa Ohden

Tremenda sorpresa se llevó el personal médico del hospital de Iowa, cuando una enfermera oyó un débil llanto y movimientos que provenían del área de los desechos.

La solución salina tóxica que se utiliza para abortar le provocó a la bebé Melissa ictericia, disnea y fuertes convulsiones, pero afortunadamente fue encontrada por un “ángel” que le salvó la vida.

A pesar, de que tuvo un comienzo traumático, Melissa Ohden fue adoptada por una familia que le entregó mucho amor y se mantuvo en contacto con su salvadora, la enfermera María.

Melissa Ohden

Aunque fue bien criada y muy querida, Melissa sentía que algo le faltaba, no estaba completa, necesitaba conocer y conversar con su madre biológica, aquella que la dejó a medio morir en un hospital y que desapareció de su vida.

Pasó 17 años buscándola, hasta que por fin dio con su paradero y descubrió una hermosa, pero no menos macabra verdad:

“Descubrí que mi madre biológica, de 19 años, había sido forzada en el aborto por su propia madre, que era una enfermera de la educación en el hospital”.

Melissa Ohden, Mirror.

Melissa Ohden

También se enteró que la muchacha fue sedada y que no sabía que su bebé había nacido vivo. Todo había sido planeado por la abuela, que también era enfermera en ese hospital.

Cuando pudo contactarse con su abuelo materno vía carta, él le dijo que jamás daría con el paradero de su madre biológica a través de él,  porque llevaban años distanciados.

Melissa Ohden

Al intentar contactar al que sería su padre, tras una larga búsqueda en internet, se percató que el hombre había muerto algunos meses atrás.

Pero no todo estaba perdido para Melissa, después de 17 años de búsqueda, finalmente se pudo contactar con su madre biológica. El encuentro fue muy emotivo y lleno de sensaciones.

Su madre biológica no sabía que su bebé había sobrevivido y estaba muy feliz de verla, ambas se abrazaron y lloraron juntas.

“Sólo tengo perdón en mi corazón, por mi padre también e incluso por mi abuela.”

Melissa Ohden, Mirror.

Melissa Ohden

Melissa está casada, tiene dos hijos y luego de lograr descubrir la verdad sobre su nacimiento y sus padres biológicos, se transformó en una líder motivacional y en la fundadora de una red social para sobrevivientes de abortos.