Por Josefina Pizarro
5 octubre, 2017

Nunca juzgues un libro por su portada. En serio.

Cuando ves libros con dibujos, piensas de inmediato que son libros para niños, con temática de, bueno, niños, ¿no? Pero también hay que siempre, SIEMPRE, echarles un ojo, no vaya a ser que les pase algo parecido a esta abuelita, quien compró un tierno regalo para su nieta… y resultó ser todo lo contrario a lo que ella esperaba. Internet está encantado con ello.

Ella es Tiffany, su esposo, y sus tres adorables hijos. Su hija mayor, de 6, es una “ávida lectora” y eso simplemente nos encanta, ¿no?

Twitter: @Tiffany1985B

Por supuesto, la madre de Tiffany siempre está buscando libros para que su nieta pueda leer. Hace como tres semanas, Tiffany cuenta que su madre estaba comprando cuando vio un libro llamado “If Animals Could Talk” (Si los animales pudieran hablar).

Twitter: @Tiffany1985B

Cuando ves su portada, entiendes por qué la abuelita lo compró. Tiene adorables animales, incluso un osito.

Twitter: @Tiffany1985B

Se lo dio a Tiffany para dárselo a su hija, y ella empezó a leerlo en voz alta a su papá. En la primera página hablaba de que a los gorilas le gustaban las bananas. Todo parecía bien.

Pero luego, apareció esta página y la pequeña lo leyó… en voz alta.

“Bien, vamos a arrancar el techo de este hijo de su puta madre! -Pollito”.

Twitter: @Tiffany1985B

Ehm…

“¿Oh sí? Tú luces como una vagina – Perro Salchicha”.

Twitter: @Tiffany1985B

¡Esto es perfecto para niños!

Oso: “Creo que tengo un problema con la coca” (alusión a Coca-Cola, pero sabemos que quieren referirse a otra Coca).

“¿Dónde mierda están mis llaves? – Canguro”.

Twitter: @Tiffany1985B

Tiffany pensó en un principio que su madre se lo había dado como una broma… pero no era así.

“Llamé a mi mamá y le dije “¿recuerdas el libro que le diste a Emmy, “Si los animales pudieran hablar”?” y ella dijo “sí”. Le pregunté si lo había abierto y ella me dijo que no. Luego le empecé a decir algunas frases de las páginas y ella estaba espantada”.

Tiffany decidió subir el libro a Twitter y las personas estaban realmente conmovidas (con lágrimas de risa en el rostro) por el adorable error.

“Estoy muriendo. Mi mamá compró este libro para mi hija de 6 años y acabo de llamarla para preguntar si realmente había abierto el libro. Ella no lo había hecho”. 

Tiffany estaba feliz de darle un poco de alegría y risas a Twitter.

“Este podría ser el más exacto”.

Gato: “¿Qué clase de brujería es esta?”.

Y dice que su madre aprendió la lección: ¡No juzgar un libro por su portada!

Twitter: @Tiffany1985B

Te puede interesar