“Las señoritas siguen siendo mejores amigas”.

La foto es controversial, no lo dudamos. Tiene 20 años de antigüedad y muestra a dos mujeres en un local de tatuajes. Una de ellas es Kaki Cannon, hoy dueña del local Liberty Tattoo en Atlanta, la otra es su mejor amiga Su. Su está amamantando mientras Kaki le hace un tatuaje en el brazo. Se trata de una captura insólita que esta semana revivió Kaki a través de Instagram.

La tatuadora, que ahora trabaja en Atlanta en Estados Unidos, publicó la imagen para mostrar lo rudo y tierno de la situación.

Here's Kaki doing one of her first tattoos 20 years ago at Ms. Deborah's Fountain of Youth Tattoo on her best friend Su. #tattootimemachine

A post shared by Liberty Tattoo Atlanta (@liberty_tattoo_atlanta) on

“Aquí está Kaki haciendo uno de sus primeros tatuajes 20 años atrás”.

Por supuesto que -además de impresionar a los fanáticos de la cuenta- la fotografía se hizo viral, atrayendo comentarios de personas que la veían como algo positivo… pero también de quienes veían una conducta potencialmente peligrosa.


 

“Esta foto es muy amorosa y ruda a la vez. Paz”.


“Esto es increíble y loco”.


“Qué increíble imagen! Trabajé en Ms Deborah’s Fountain of Youth hace cinco años. Aún no entro a una tienda que tenga la misma sensación que esa. Saludos”.


“¡Foto histórica!”.


“¡Qué bueno! Espero ver más!”.


Como respuesta a quienes estaban preocupados por la salud del bebé, Kika hizo una aclaración:

“Para que todos sepan, el bebé ya creció y cumple 21 años esta semana. Las señoritas siguen siendo mejores amigas”.

-Kika Cannon-

La foto fue captada hace 20 años cuando Kika trabajaba en el local Ms Deborah’s Fountaing of Youth Tattoo en San Agustín, Florida. Luego ella y su esposo abrieron un nuevo local en Atlanta: Liberty Tattoo.

¿Qué te parece?