“Llegué a estar convencida de que nadie me buscaba”.

Cada día, muchas parejas deciden adoptar niños y formar una gran familia. En el año 1978, la pequeña Jen, fue adoptada siendo sólo un bebé. Durante sus 3 primeros meses de vida, la niña vivió con una familia que la crió como se fuese de ellos. Después, se fue con su familia definitiva.

Cuando Jen tenía 7 años, su familia le contó que era adoptada. Desde ese instante ella se propuso buscar a la persona que la trajo a la vida. Desde muy chiquitita luchó desesperadamente por saber de dónde venía. 

Mr & Mrs Wicki/YouTube

Desde ese momento ella juró nunca detener la búsqueda. Así fue como comenzó a enviarle cartas a diferentes personas para rastrear a su madre, pero nadie jamás contestó.

“Llegué a estar convencida de que nadie me buscaba”, dijo en un video que subió a las redes sociales.

Mr & Mrs Wicki/YouTube

En marzo de 2015, todo cambió. Después de cientos de cartas que le enviaron de vuelta sin abrir, hubo una que alguien abrió.

Este fue el reencuentro con la mujer que le dio la vida. Al fin se pudieron reunir.

Su destino era reunirse.

Puede interesarte