Estos abuelos sólo ven una vez al año a sus nietos.

Da gusto ver cuando nietos y abuelos se reencuentran después de extrañarse por un tiempo. Mi tía Lety y mi tío Ismael son el claro ejemplo de esos momentos. Sus nietos Mayito y Fernando viven en Estados Unidos y ellos en México y verlos juntos es un delicioso placer. De esas escenas que están llenas de genuino amor.

Porque cuando se está lejos, el calor del corazón llega sin que la distancia importe.

Ivette Ivens
Ivette Ivens

La fotografa Ivette Ivens ha sido aplaudida por el nuevo proyecto que forma parte de su colección fotográfica «Generaciones».

Ivette Ivens
Ivette Ivens
Ivette Ivens

Se trata de una oda a su familia, en donde retrata el especial vínculo que comparten sus pequeños hijos con sus abuelos.

Ivette Ivens
Ivette Ivens

Abuelos y nietos viven en continentes distintos y sólo tienen la oportunidad de abrazarse una vez al año.

Ivette Ivens
Ivette Ivens

«Me siento muy afortunada de que mis hijos sean capaces de experimentar el amor eterno de sus abuelos. Además de que puedan escuchar sus consejos. Eso de verdad cambiará sus vidas cuando crezcan».

-Ivette Ivens-

Ivette Ivens
Ivette Ivens
Ivette Ivens

Con la idea de conservar esos felices momentos, Ivette usó sus impresionantes habilidades fotográficas para crear estas conmovedoras imágenes.

Ivette Ivens
Ivette Ivens

«No importa los años que pasen. Cuando revivamos estos amorosos momentos, podremos recordar exactamente las sensaciones de cada instante».

-Ivette Ivens-

Ivette Ivens

Todos los corazones necesitan el amor de un abuelo; todos los abuelos necesitan la sonrisa de sus nietos.

Puede interesarte