Por Daniela Morano
16 mayo, 2019

«No sos madre sólo por parirlo, sino por criarlo, por entenderlo, por estar ahí cuando se enferma, por aconsejarlo y estar presente», dijo ella.

Ser mamá no se trata tan sólo de dar a luz a un bebé, sino de cuidar a ese ser humano toda su vida, incluso cuando ya sea un adulto con sus propios hijos/as o familia. Una mujer que no está preparada para ser madre no debería ser obligada a encargarse de otra vida, para eso hay muchas otras que sí disfrutarían de hacerse cargo de otro. Por algo existe la posibilidad de dar en adopción a un bebé.

«No sos madre sólo por parirlo, sino por criarlo, por entenderlo, por estar ahí cuando se enferma, por aconsejarlo y estar presente», dijo Silvana, una mujer trans de Perú, quien se ha encargado de criar a un niño argentino que fue abandonado por su madre biológica.

Silvana de 46 años, según el medio La República, habría llegado a Buenos Aires siendo adolescente acompañando a un amigo que deseaba cambiarse de sexo. Su idea era regresar a Perú pero le gustó la ciudad y comenzó a trabajar en clubs nocturnos. «Fingí que era más grande para que me dejaran entrar a un boliche de chicas trans, con eso podía pagar la habitación en la que dormía».

Todo Noticias

En 1991 conoció a Néstor mientras caminaba por la calle. Estuvieron 6 años juntos hasta que se separaron y él tuvo un hijo con otra mujer. Como Silvana mantuvo contacto con su ex suegra, supo que la madre del niño no lo quería, así que ella volvió para ayudarlo.

«La mujer se había ido de la casa, se había quedado solo con un bebé y necesitaba ayuda. Nos encontramos y como nos seguíamos queriendo, volvimos a intentarlo», dijo.

Todo Noticias

Roberto Carlos, ahora de 18 años, siempre se dirigió a Silvana como «tía» a pesar de que su vínculo es igual al de una madre con su hijo.

«Soy la madre del corazón porque yo lo crié. Su mamá lo abandonó por problemas personales, su desaparición fue muy traumática para él porque siempre supo que lo había dejado. Legalmente es de su papá y ella jamás regresó. Siempre le preguntamos si quiere buscarla, pero no tiene ganas».

«Doy gracias a Dios por haber vuelto con Néstor que me apoyó siempre a pesar del qué dirán y por mi hijo al que le di todo mi amor», aseguró.

Puede interesarte