Sólo necesitas un trocito de papel muy suave.

Cuando pienso en bebés que no pueden dormir y que lloran incesantemente siempre recuerdo un capítulo de Friends. Rachel y Ross no encuentran forma alguna para hacer dormir a Emma… hasta que una particular canción logra tranquilizar a la bebé.

(Sí, es esa que dice “I like big butts”: “Me gustan los traseros grandes”).

Los entendemos, a veces pareciera que nada puede tranquilizar a un bebé. Especialmente cuando tienen mucho sueño y están agotados, pero simplemente no pueden dormir.

A veces hay que probar y probar distintas técnicas hasta encontrar la correcta, y a continuación te presentaremos una que descubrió un papá de Sidney, Australia.

Nathan Dailo filmó a su hijo de tres meses tratando de quedarse dormido y luego mostró cómo lo ayuda con un truco que en menos de 40 segundos lo deja soñando con los angelitos.

Simplemente se trata de hacer cariño con una tela o papel muy suave (esto es importante) en el rostro del pequeño.

De acuerdo a la pediatra Dafna Adhoot, citada en Yahoo Parenting, la técnica funciona por los movimientos repetitivos.

“No es el papel lo que importa (…) Estás básicamente estimulando la habilidad del bebé para calmarse, lo que lo calma y lo ayuda a dormir”.

-Dafna Adhoot-

La especialista explica que el principio es el mismo que al acunar a un bebé o hacer cariño en su frente y añade que el mejor ritmo es hacer un movimiento cada tres segundos.

¿Qué esperas? ¡Manos a la obra!

Te puede interesar