Por Camila Cáceres
13 febrero, 2017

¿Quién confunde un vestido de novia de 150 años con eso?

Hace pocos días, Tess Newall publicó en su Facebook un grito de auxilio en dirección al Internet: El vestido de matrimonio de su bisabuela, el vestido con el que ella también se casó hace poco, y que llevaba más de 100 años con las mujeres de la familia había desaparecido. Lo habían llevado a una lavandería donde dijeron que les tomaría al menos 10 semanas limpiar una pieza tan delicada. 

Pero al pasar las 10 semanas no pudieron contactarse con la lavandería y al llegar al lugar descubrieron que estaban liquidando todo.

Habían vendido. Los administradores del local, Wylie & Bisset, le hicieron llegar una carta donde confirmaban que el vestido no estaba entre los objetos encontrados en el lugar.

“Hemos hablado con otras personas que han usado este lavaseco”, decía Tess en su mensaje, “y definitivamente creemos que se lo ha llevado alguien”.

“Obviamente si alguien ha comprado este vestido entonces debe usarlo — debe absolutamente ser su vestido de matrimonio, pero por favor regrésenlo después para poder devolvérselo a mi abuela— es muy importante para nuestra familia”.

Posted by Tess Newall on Friday, July 29, 2016

Tanta amabilidad conmovió a muchos, incluyendo un sitio de bodas llamado Bridebook que coordinó la búsqueda del vestido de Tess en más de 1000 tiendas de vestidos de novia.

Para su fortuna, su mensaje llegó hasta el dueño del edificio donde estaba el lavaseco, quien decidió investigar por su cuenta, ¿y adivinan qué pasó?

Posted by Tess Newall on Friday, July 29, 2016

¡Encontró el vestido!

“Mis padres recibieron una llamada del dueño de la propiedad donde estaba el lavaseco, cuyo sobrino había leído sobre el vestido. Se puso a buscar y encontró una pila de lo que pensó que era encaje, pero resultó ser el vestido. Mis padres fueron directamente a buscarlo y estamos en la luna, no podemos creerlo. Realmente era el vestido, sucio, aún con su ticket”.

Posted by Tess Newall on Friday, July 29, 2016

El vestido fue hecho y usado primero por Dora Torin quien se casó con un sombrerero llamado Ernest. Tess es diseñadora y el vestido significa mucho para ella, personalmente, porque siente que es algo que la une con sus raíces. 

Posted by Tess Newall on Friday, July 29, 2016

Actualmente el vestido está de nuevo en manos de Wylie &Bisset, ya que lo exigieron por “razones administrativas”, pero aseguraron que esta vez volvería con ellos lo más pronto posible.

“Mi familia no puede agradecerles lo suficiente por crear esta locura que nos permitió recuperar el vestido antes de que fuese tarde y estamos demasiado felices de estar CASI reunidos con el vestido de Dora.

Con amor, Tess x”

-Tess en Facebook

¡Ojalá ese vestido acompañe memorias felices para esta familia por muchos años más!

Puede interesarte