Por Javiera González Ruiz
31 diciembre, 2018

Desde ese día, sus vidas cambiaron para siempre.

Elegir un buen regalo de Navidad nunca es fácil. Generalmente hay que visitar un montón de tiendas para tomar una decisión que nos convenza de que será un obsequio adecuado, útil y novedoso.

Sin embargo, este chico luego de pensarlo un par de minutos, supo enseguida que regalar un Test de ADN ancestral sería un entretenido regalo. Pensaba que todos en la familia se harían la prueba y quedarían aún más consolidados como familia… pero lo cierto es que hay muchas familias que mantienen secretos por una buena razón.

Esta historia, compartida en el subreddit TIFU es un ejemplo perfecto de que regalar kits de ADN a la propia familia es probablemente una idea terrible, pues aunque uno haya crecido «sabiendo» de dónde viene, no significa que realmente sea así.

Pixabay (Imagen referencial)

Y en el caso de este chico, ni él ni sus hermanos podían imaginar lo mucho que cambiarían sus vidas después de esta Navidad.

De acuerdo a su relato, todo comenzó en la víspera de Navidad, cuando todos, por tradición, comenzaron a intercambiar sus regalos. Y al momento en que los 6 integrantes se vieron con el test de ADN en sus manos, la madre empezó a enloquecer.

«Ella nos dijo que no quería que los tomáramos porque tenían sustancias químicas peligrosas. Le explicamos que en realidad no contenían productos químicos, pero aún estaba nerviosa. Más tarde, ella comenzó a tratar de convencernos de que solo uno de los hijos debería tomarlo, ya que todos obtendríamos los mismos resultados y podríamos vender los kits sobrantes para juntar dinero» escribió el joven anónimo.

Steve Garfield

Pero todo comenzó a quedar claro cuando sus padres subieron a su habitación y comenzaron a discutir… Ahora los hermanos intentaban adivinar quién tenía un padre diferente.

Al par de minutos después, muchos usuarios querían saber qué estaba ocurriendo en la casa y si habían descubierto el misterio familiar. Así que el joven los calmó diciendo que «muchas gracias por todo el amor y apoyo. Mis hermanos, hermana y yo todavía no hemos decidido si vamos a hacernos el examen. Y no importa cuáles sean los resultados, nos seguiremos amando y también a nuestros padres pase lo que pase».

Y la verdad salió a la luz.

Freepik (Imagen referencial)

«Resulta que el padre de mi hermana falleció poco después de que ella naciera. Un buen amigo de mi mamá la ayudó en el momento más oscuro de su vida, y se enamoraron y terminaron formando al resto de nuestra familia. Nunca nos lo dijeron por lo difícil que fue para mi madre».

Afortunadamente la Navidad no había sido arruinada y terminaron siendo más unidos que antes, su madre por primera vez compartió fotos e historias que nadie sabía y todos se emocionaron al conocer la verdad.

Después de todo… podría haber sido peor.

Puede interesarte