Por Andrea Araya Moya
22 marzo, 2017

«¿Cómo rayos llegaste ahí?»

Siempre me pasa que cuando quiero sacar un peluche de una máquina nunca lo logro, pues esa bendita pinza siempre se las ingenia con tal de hacerme perder la oportunidad siempre que intento llevarme un tierno osito u otro peluche. Y, si bien a veces intento algunos trucos, creo que jamás podría llegar tan lejos como un pequeño niño que literalmente se metió dentro de la máquina para sacar el peluche que quería. O quizá sí.

El pequeño, llamado Jamie Bracken Murphy, tenía un plan sencillo. Quería obtener uno de los peluches de la máquina, pero no tenía idea de cómo sacarlos de ahí, así que le pidió ayuda a su hermano mayor, quien ideo una manera más radical para sacarlos: se metió dentro de la máquina.

Cuando entró tomó los peluches y se los mostró feliz a su hermano. Sin embargo, después se dio cuenta de que estaba atrapado dentro de la máquina y su hermano hacía lo posible con tal de sacarlo antes de que su padre los viera. Pero no tuvo buen resultado.

Cuando Damien, el padre, los vio, de inmediato intentó sacar a su hijo de ahí dentro, pero no había suficiente espacio como para poder ayudarlo.

«Traté de sacarlo, pero parecía que no tenía suficiente espacio para poder moverlo, entonces le dije que se quedara tranquilo que yo iría por personal del lugar para encontrar las llaves de la máquina»

-Damien Murphy a The Irish Independent

Finalmente, un bombero llegó hasta el lugar y logró rescatar al pequeño. Le dio algunas instrucciones y tranquilamente lo sacó de la máquina. Tanto el padre como el hermanito del niño estaban felices por el rescate, aunque aún más cuando el dueño de la máquina les permitió quedarse con ambos peluches.

¡Los hermanitos saltaban de alegría!

¡Ah! y por favor no lo repitas en casa.

Puede interesarte