Por Francesca Cassinelli
25 noviembre, 2016

Se te apretará el corazón.

¿Te imaginas la emoción que debe sentir un hombre al ver a su esposa y sus hijos después de cuatro años? Ahora toma en cuenta que la última vez que vio a su mujer, llevaba en su vientre a su pequeño… que hoy tiene tres años. Sí, el video que te mostraremos es emocionante, pero tiene un trasfondo que te tocará aún más profundo. 

Dyan se separó de su esposa y de su -entonces único- hijo el 2012 cuando abandonaron Sudán. Él se quedó en un campamento para refugiados, mientras que el resto de su familia pudo hacer los trámites necesarios para viajar a Estados Unidos.

Una vez en Estados Unidos, la esposa de Dyan se unió a un grupo religioso: la iglesia bautista de  North Fort Worth, en Texas.

Allí contó a los voluntarios -que trabajan ayudando a unir familias de refugiados del área- dónde estaba su marido. Con el apoyo de los voluntarios, la mujer de Dyan tuvo a su segundo hijo y esperó pacientemente la llegada de su amor.

Cuatro años después, la familia se volvió a encontrar. Así lo relatan en FaithHit, página en que compartieron el video y la historia.

¡Qué emocionante!

Puede interesarte