Él no entendía lo que estaba pasando.

Debe ser muy difícil para una persona solo tener recuerdos de tu padre, porque es tu mamá, hermanos, o familiares cercanos a él que te cuentan como era con vida. Muchos niños en el mundo, por diferentes razones, nacen después que sus padres hayan fallecido, como el caso de la protagonista de esta gran historia.

Todo comenzó en un restaurante italiano en Helmetta, New Jersey, Estados Unidos. Como cualquier día, el oficial de policía Joseph Quinn llegó al Villa Borghese II, para pedir su cena. A la hora de pagar por lo que llevaba, se llevó una gran sorpresa al enterarse que ya estaba todo pagado.

Fox 29

El oficial no entendía qué había pasado. Así que decidió averiguarlo. La persona que había pagado por su comida era una pequeña de solo 8 años llamada Mikayla Raji, quién vive en su misma comunidad.

Ellos se habían conocido la noche antes, en el mismo lugar. La pequeñita se le había acercado para saludarlo; por ese motivo le pidió a su madre pagar la cena del policía.

Fox 29

Mikayla tenía un espacio bien grande en el corazón para todos los policías que conocía; la razón es mucho más poderosa de lo que Joseph se podía imaginar.

La niña y el policía tenían algo en común. En la historia de a continuación podrás saber lo que fue.

¡Demasiado emocionante!