Por Catalina Yob
27 marzo, 2017

“Mamá yo sabía que eran ‘personas difíciles'”.

Jodie Norton aseguró sentirse enferma y agradecida luego de percatarse que sus dos hijos sufrieron un aterrador incidente en el momento en que los dejó solos por un par de minutos. Cuando regresó, los pequeños de 8 y 10 años relataron que dos hombres y una mujer se acercaron hacia ellos en el hospital, mientras su madre estaba siendo atendida, quienes insistieron en que los acompañaron hasta una habitación contigua del recinto hospitalario.

Su madre le había pedido a un vecino que los recogiera con el fin de que no estuvieran solos, pero luego descubrió que los niños permanecieron solos por más de 40 minutos. Fue allí cuando este grupo de personas desconocidas intentó secuestrar a los niños, quienes lograron salvarse gracias a que su madre les había enseñado anteriormente lo que debían hacer en este tipo de fatales situaciones. 

“Su historia de lo que había ocurrido allí mientras yo los dejé estúpidamente, me hizo sentir enferma y agradecida al mismo tiempo”.

En ese momento, su hijo mayor de 10 años, identificado como C.J, respondió “No, Gracias”, lo que hizo que las personas insistieran una vez más en que los acompañaran. Pero debido a que el niño había sido advertido sobre este tipo de experiencias, el dijo nuevamente “No, gracias”, lo que hizo que éstos se alejaran.

Jodie no podía creer lo que sus pequeños hijos habían experimentado, pero finalmente logró aliviarse cuando ellos le contaron por qué no habían accedido ante la petición de los extraños. 

“Mamá yo sabía que eran ‘personas difíciles’ debido a que nos estaban pidiendo ayuda, y los adultos no le piden ayuda a los niños”.

Jodie le enseñó el concepto de personas difíciles a sus hijos, manifestándoles que existen todo tipo de personas en este mundo que querrán dañarlos y molestarlos y de quienes deben huir.

¿Qué te parece esta técnica para que los niños sepan cómo huir de situaciones y personas peligrosas?

Puede interesarte