Su respuesta fue tan increíble, que cuesta creerla.

Uno siempre tiene más o menos claro cómo reaccionarán los padres ante algún problema que hayamos ocasionado, pero a veces nos sorprenden con comportamientos bastante inesperados y así dan ganas de confiarles -sin miedo y sin estrés- cada oportunidad en aprietos.

Liv Hirst, de 19 vivió una situación similar luego de que sus padres se fueran de vacaciones y sufriera un accidente mientras se trasladaba al trabajo. Todo iba bien, hasta que un día, por despistada y mirar hacia un lado justo cuando el tráfico comenzaba a detenerse, quedó insertada en el auto de adelante… entrando en pánico no por enfrentar al otro conductor, sino a sus propios padres, porque son ellos quienes pagan su seguro del auto.

UNILAD

Estuvo todo el día pensando cómo decírselo y no se atrevió, sin embargo sabía que podrían llamarlos del seguro y contarles lo sucedido antes que ella y eso sería una tragedia mundial. Así que al día siguiente del incidente, se armó de valor y le escribió un mensaje contándole lo sucedido, pero sobre todo, diciéndole que lo sentía mucho.

UNILAD

“Y tengo que decírtelo porque si lo hacen, recibirás una llamada porque es tu seguro. Realmente lo siento y no quiero arruinar tus vacaciones. Si lo hace, es patético porque tenía una pequeña marca negra en la parte trasera de su auto, sin nada ni nada. Realmente lo siento por arruinarlo, pero he estado preocupada todo el tiempo desde ayer. Lo siento, te amo.

Pero su madre respondió con un corazón.

¡¿Qué?!

Esperen, aún no termina:

UNILAD

Mamá: Estoy demasiado molesta para lidiar con eso cariño

Liv: ¿Estás enojada conmigo?

Mamá: No, pero ¿qué hay de tu auto?

Liv: Un poco de plástico se ha roto eso es todo

Mamá: No te preocupes entonces, le diré a tu papá mañana, espero que estés bien tontita

Ahora sí pueden sorprenderse: ¡¿QUÉEEEE?!

Según explicó la chica a UNILAD, sus padres se fueron de vacaciones a Tenerife y como ella trabaja en York pero vive en Leeds, estaba en la noche conduciendo a casa y quitó la vista de la carretera un segundo y cuando miró de nuevo ya era demasiado tarde, se había estrellado con el auto de adelante.

UNILAD

Evidentemente tenía miedo de contárselos, pero cuando finalmente lo hizo, fue una agradable sensación. Su madre estaba particularmente feliz y sólo se preocupó por su salud.

UNILAD

Tras sorprenderse con su reacción, Liv decidió compartir su conversación a través de su cuenta de Twitter, y recibió casi 3 mil retweets y 38 mil “Me gusta” y algunos usuarios le hicieron saber que se habían sentido igual de angustiados que Liv cuando leyeron su primer mensaje donde le contaba el accidente.

Así, cuando la madre se enteró de lo famosa y admirada que había sido su reacción, le dijo a su hija “Oye, tus amigos de Twitter probablemente piensen que ahora soy un bicho raro”.

¡Más mamás como esta! (O de vacaciones y despreocupadas de casa)

Puede interesarte