Por Fernanda Peña
25 mayo, 2017

Está tenso el ambiente en los vuelos de United Airlines.

Otra perla para United Airlines. Una pareja de padres homosexuales vivió un momento cruel y tenso al llegar de un vuelo con la aerolínea que cubría el trayecto Puerto Rico-Estados Unidos. La pareja y su hijo de cinco años regresaban a casa después de un funeral familiar, y el pequeño se había quedado dormido después de tanto llorar.

Saliendo del vuelo el padre, Henry Amador-Batten fue tomado en custodia por unos oficiales que recibieron una llamada de la tripulación, porque al parecer «mantuvo sus manos demasiado cerca de los genitales de su hijo».

La mano de Henry permaneció cubierta sobre el regazo del pequeño mientras dormía, provocando la histeria entre los miembros de la tripulación.

Al llegar, el padre fue conducido hasta una celda donde fue interrogado por aproximadamente una hora, hasta desmentir las acusaciones. Todo esto, bajo la mirada extrañada del pequeño y de su esposo Joel.

Después del bochornoso episodio, Henry aseguró que United Airlines le pidió disculpas a él y a su familia. Y que les rogó manejar el incidente con «total discreción».

«Incluso mencionaron que United ha tenido algo de mala prensa últimamente«.

-Henry Amador-Batten.-

Good morning! #unitedairlines #sjc >>#ord

A post shared by KOMODO (@djkomodo) on

Pero era demasiado tarde porque los padres habían decidido llevar la situación a un grupo de Facebook para padres adoptivos y homosexuales. Joel dijo que su esposo «se sintió como un completo criminal».

Dadsquared

«No es así como alguien merece ser tratado. Esto no es algo que debería haber sucedido delante de mi hijo, esto no es algo por lo que alguien debería tener que preocuparse en un vuelo sólo porque a alguien podría no gustarle su apariencia».

-Joel.-

Joel además, le confesó al portal PopSugar que durante el trayecto nunca hubo una confrontación, sino que todo se dio al aterrizar, con policías.

«No hubo interacción entre mi marido y la azafata que hizo la acusación. Solo hubo un hombre que iba y venía por el pasillo algunas veces para mirar extraño a mi esposo y al niño. Incluso le preguntó si la familia viajaba en los asientos de más adelante. Pero eso fue todo».

Dado que Henry y Joel son padres adscritos a un programa de adopción de niños -y están esperando a su segundo hijo- se negaron a dejar que un «mal entendido» dañara su reputación como padres.

«No podemos permitir que situaciones como esta nos impidan ser padres. Nuestros hijos necesitan cada onza de nosotros, emocional y físicamente. Si pudiera volver y rehacer esto, no cambiaría nada en lo que respecta a cómo nutrir a mi hijo. Estos momentos de odio lleno de esperanzas pasará, pero el amor que le mostramos a nuestros hijos durará toda su vida».

Dadsquared

Ante la ola de críticas que provocó la historia de Henry y Joel, la aerolínea decidió hacer extensivo un comunicado en el que afirmó lo siguiente:

«Nuestros clientes siempre deben ser tratados con el máximo respeto. Hemos hablado con el cliente directamente y nos disculpamos por la situación».

-Jonathan Guerin, representante de United Airlines.- 

¿Qué opinas de este incómodo incidente?

Puede interesarte