Por Camila Cáceres
4 enero, 2017

“Me han dicho que eres mi esposa”.

La vida había sido buena con Wayne y Sharleen Meyers. Después de varios años juntos, esta pareja de Australia se casó el año 2004 en una bellísima ceremonia con sus seres queridos. Tienen cuatro hijos en total, tres niños y una niña, la más pequeña. Uno de sus hijos tenía necesidades especiales, pero ya se habían adaptado. No tenían cómo saber que aún les quedaba algo muy difícil por vivir.

El 28 de enero del 2009, Wayne estaba trabajando como conductor de un montacargas, cuando el sol y la falta de agua pudieron con él y se desmayó.

Su esposa se apresuró a llegar al hospital. Wayne estaba despierto cuando llegó, sentado en la cama. Le dio una mirada muy rara y dijo: “Me han dicho que eres mi esposa”.

Newsner

Wayne tenía amnesia retroactiva. Esto significa que no recordaba nada anterior al accidente. Su última memoria era de 1989. 20 años borrados, así como si nada.

Después de cinco días en el hospital y con la madre de Wayne corroborando todo lo que Sharleen decía, Wayne se fue a casa con una familia que no conocía.

Newsner

Las fotografías y películas caseras no lograron nada, pero sus hijos, entonces de 15, 14, 12 y 10 años se dedicaron a explicarle a su padre el mundo moderno. Desde las televisiones de pantalla plana hasta los ataques a las Torres Gemelas, todo era nuevo para él.

Wayne les pidió a sus hijos que le recordaran sus hobbies y los niños felizmente vieron con él sus películas favoritas y le mostraron donde guardaba sus herramientas.

Newsner

Lentamente Wayne fue creando una relación nueva con sus hijos. Y algo aún más conmovedor ocurrió: Se enamoró también de Sharleen. 

Newsner

Hubiera dado cualquier cosa por recuperar la memoria, pero nunca ocurrió. Así que esta familia decidió continuar con sus vidas…

¡Y Sharleen y Wayne volvieron a casarse! El 2014, en el aniversario del día que se conocieron por primera vez, antes del accidente.

“Fue muy especial. No todo el mundo logra casarse con la misma persona dos veces (…) ahora es más amigo de los niños. Le cuesta mucho sermonearlos y es un poco más relajado. Desde el principio supe que era la misma persona”.

-Sharleen Meyers a Daily Mail Australia

Newsner

¿No te parece romántico?

Puede interesarte